Home / Internacionales / Ucrania y la impía alianza de Putin, Patriarca Kirill de Moscú

Ucrania y la impía alianza de Putin, Patriarca Kirill de Moscú

Es bien sabido que Vladimir Putin y el Patriarca de Rusia llevan años de la mano, pues se apoyan mutuamente en el afán de poder que les marca a ambos

Vladimir Putin (centro) y el patriarca de Moscú y toda Rusia Kirill (der.) / EFE

(Vladimir Tobin – Christian Post).-

El 27 de febrero de 2022, la agencia de noticias APF informó que el Patriarca de Moscú Kirill, jefe supremo de la Iglesia Ortodoxa Rusa, al comentar sobre la invasión rusa de Ucrania, declaró que los oponentes de Moscú en Ucrania eran “fuerzas del mal”.
Tal declaración, emitida por el jefe de una de las jurisdicciones ortodoxas más grandes del mundo, es nada menos que una mentira descarada y una feroz declaración de odio. Incluso iría tan lejos como para decir que seguramente es una abominación a los ojos de Dios mismo.
Es bien sabido que Vladimir Putin y el Patriarca de Rusia llevan años de la mano, pues se apoyan mutuamente en el afán de poder que les marca a ambos. Esta alianza profana entre las autoridades políticas y eclesiásticas es virtualmente una violación de la iglesia.
Desde una postura teológica, la Iglesia pertenece a Cristo, quien es su único Señor y Gobernante. Putin y el patriarca Kirill están convirtiendo a la Iglesia en sierva de políticos hambrientos de poder.
Durante siglos, Ucrania fue víctima de la crueldad y la opresión rusas. El ataque de Stalin a Ucrania a principios de la década de 1930, exacerbado por la hambruna diseñada por los soviéticos, puede llamarse nada menos que un genocidio.
El Holodomor, que fue una hambruna provocada por el hombre que azotó a la república soviética de Ucrania de 1932 a 1933, fue parte integrante de los intentos de Rusia de reprimir e incluso aniquilar el país.
Por fin, con el colapso de la Unión Soviética en la década de 1990, Ucrania pudo recuperar la independencia nacional y disfrutar de la libertad de la carga de la dominación rusa.
Pero, lamentablemente, el sistema político ruso bajo el liderazgo de Vladimir Putin no estaba contento con esta situación y aún se aferraba al deseo de volver a poner a Ucrania bajo el control ruso.
En un intento de iniciar este proceso, en febrero y marzo de 2014, Rusia invadió y anexó Crimea de Ucrania, con el pretexto de que esta acción era de interés para los rusos que vivían allí.
En años más recientes, hubo desacuerdos eclesiásticos cuando muchos ucranianos deseaban tener una Iglesia ucraniana libre del señorío de Moscú. Y ahora Rusia ha atacado a Ucrania con una fuerza de más de 100.000 soldados con la intención de sembrar el caos y la destrucción.
¿Cómo evaluaremos esta última acción? No hay palabras suficientes para describir el salvajismo malvado y la brutalidad de la acción de Rusia. La Rusia de Putin en 2022 ha demostrado su derecho a figurar entre las peores potencias tiránicas de la historia de la humanidad. El nombre de Vladimir Putin puede clasificarse correctamente con Hitler, Mussolini y, por supuesto, con el mismo Stalin.
En cuanto a “su Santidad” Kirill, patriarca de Moscú que afirma dominar a millones de cristianos ortodoxos, ¿cómo lo describiremos? “Supremo entre los anticristos” podría ser un título posible, pero espero que se puedan idear títulos aún más apropiados.
Por mi parte, solo diré esto: que el nombre de Kirill, patriarca de Moscú, sea maldecido por todos los hombres y mujeres de buena conciencia. Que sea depuesto de su cargo y avergonzado del trono patriarcal. En cuanto a Putin, merece ser juzgado por crímenes de guerra contra Ucrania y castigado en consecuencia con todo el peso de la ley.
Sin duda habrá clérigos y laicos que admirarán y apoyarán a Putin y al patriarca. Solo puedo afirmar que tales individuos son cánceres en el Cuerpo de Cristo y deben ser extirpados y arrojados a las tinieblas de afuera.

El Rvdo. Dr. Vladimir Tobin es el fundador de la parroquia de la Iglesia Ortodoxa St. Vladimir en Halifax, Nueva Escocia, Canadá.

About Verdad y Vida

Check Also

Consulta teológica mundial para unir la educación teológica formal y no formal para capacitar a los líderes de la iglesia en todo el mundo

500 educadores de más de 90 países que representan a más de 200 ministerios diferentes …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.