Venciendo la decepción, Diego Ortiz

0
1
/ Freepik

Meditar en la decepción me lleva a observar la cruz, pues Jesús transformó la decepción en victoria, la traición en perdón y la muerte en Vida Eterna

La decepción es un sentimiento que se genera ante las expectativas frustradas por algo o alguien.
En ocasiones tenemos un alto concepto sobre personas de las cuales esperamos más de lo que en realidad ellas pueden dar u ofrecer.
Cuando nos decepcionamos, perdemos la fe sobre aquello en lo cual creíamos y nos inunda la incredulidad y un sentimiento de rechazo por la profunda frustración.
He podido descubrir que sólo podemos superar la decepción a través del perdón y el reconocimiento de nuestros errores y el de los otros hacia nosotros.
Meditar en la decepción me lleva a observar la cruz, pues Jesús transformó la decepción en victoria, la traición en perdón y la muerte en Vida Eterna.
Sólo cuando experimentas una profunda decepción, es que tu interior se estremece para entonces emerger el amor restaurador de Dios, que nos lleva a superar la ofensa y ver a nuestro prójimo desde el lente de la fragilidad y recordar que cada ser humano es vulnerable a fallar, y es un error esperar lo que sólo Dios nos puede ofrecer, verdadera firmeza y fidelidad, honestidad y rectitud, amor no fingido y lealtad, amistad genuina, misericordia y bondad.
Por ello Jesús es mi amigo fiel, mi escudo, mi amado, mi Señor y Rey, el único digno de mi lealtad, obediencia, sujeción extrema y adoración extravagante.
La decepción me hace morir a lo que el mundo me ofrece, me obliga a mirar más alto y poner mis ojos en aquel que es el autor y consumador de nuestra fe, cuyo nombre es sobre todo nombre, y es el que era, el que es y el que ha de venir… El deseado de las naciones y de mi alma… JESUCRISTO.
Sólo con Él podemos vencer la decepción, sin importar de dónde provenga, porque ella es terrenal, más la fe y la esperanza viene de una fuente celestial.

Diego Ortiz
Pastor y comunicador
@ps.diegoortiz

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí