Yvon Stabili: “Dios tiene sus ojos sobre Venezuela”

0
8
“Tuve una palabra en el año 2018 donde Dios me enviaba a Venezuela, nunca hice proyectos para venir a Venezuela y el año pasado Dios abrió una puerta”, sostuvo el apóstol canadiense Yvon Stabili

Para este apóstol canadiense, Dios permite “autoridades torcidas” para que la gloria y majestad de Dios sea manifestada en un país 

(Ernesto González – Verdad y Vida)
(X e Instagram: @ernestogr20).-

REDACCIÓN.- “Todo sobre la Palabra de Dios, fuera de ella nada”, es una de las frases traducidas que constantemente reiteraba el apóstol Yvon Stabili, quien desde Canadá nos visitó recientemente en la isla de Margarita y conversó sobre: Venezuela, apostasía y lo qué significa estar inmerso en las Sagradas Escrituras, más allá de religiones y doctrinas.
Cabe destacar que este ministro estuvo impartiendo el congreso ‘Impactando generaciones’ por dos días consecutivos en la ciudad de Porlamar, específicamente en el Teatro Municipal, dos días cargados de fe, oración, alabanzas, adoración y mucha Palabra de Dios impartida. 

¿Qué mensaje de parte de Dios trae para la iglesia en esta segunda visita a la isla de Margarita?
– Que hay muchas doctrinas y mucho espíritu religioso que debe ser quebrantado, porque frecuentemente la gente mezcla las tradiciones con las cosas de Dios y cuando nos detenemos solamente a la Palabra de Dios —palabra por palabra—, eso rompe tradiciones y es una de las maneras en que Dios nos utiliza en los viajes que hacemos, porque no llevamos nunca una doctrina o una filosofía, no vinimos aquí con grandes cosas, solamente traemos la Palabra de Dios. 

¿Se ha profetizado que viene un avivamiento para Venezuela, quisiéramos saber la perspectiva suya como apóstol extranjero?
– Todo el mundo habla de avivamiento, pero lo que veo no es necesariamente un avivamiento como la gente lo escucha, el avivamiento que veo en realidad son cristianos que despiertan y ven un verdadero avivamiento dentro de ellos, entonces estos cristianos se despiertan y desean realizar lo que dice la Palabra de Dios, porque tenemos que ser realistas —tenemos que decir la verdad frecuentemente—; cuando miramos nuestras iglesias es siempre lo mismo: la gente va a la iglesia, alaban al Señor, tomamos la ofrenda, predicamos, y esto tiene un toque más emocional que espiritual,  en Jesucristo hay mucho más que eso, es el Espíritu Santo que toca los corazones de la gente. Cuando ellos se dan cuenta y empiezan a estudiar la profundidad de la Palabra de Dios, sus vidas cambian radicalmente.
Venezuela es el país número 21 donde Dios me ha permitido llevar el Evangelio. Hay un punto en común y es que en todos los países, incluyendo Canadá, es frecuente que la gente tiene la Palabra, pero no tienen la profundidad en la Palabra,  una de las cosas donde el Señor más nos utiliza es en llevar la profundidad de la Palabra, en las cosas comunes del día a día, porque frecuentemente leemos la Biblia, pero no necesariamente agarramos esas palabras —y es allí donde se impacta la gente—, creo que Dios quiere hacer algo así en Venezuela para tocar no solamente el país, sino lo que está alrededor.
Dios tiene sus ojos puestos sobre Venezuela, tuve una palabra en el año 2018 donde Dios me enviaba a Venezuela, nunca hice proyectos para venir a Venezuela y el año pasado Dios abrió una puerta, teníamos un plan para viajar a Colombia, pero no a Venezuela, cuando Dios abrió la puerta le pregunté al Señor si realmente era Él el que me estaba enviando y si era así que abriera otra puerta, y en la misma semana Dios abrió la puerta para venir a la isla de Margarita, a través del pastor Carlos Cortez, visitamos dos iglesias en Margarita y una en Caracas —entonces no sólo abrió una puerta, sino tres puertas—, entonces dije: iremos a Venezuela. Cuando Dios nos manda es porque Él tiene una meta. 

“Hay pastores hoy en día que están más preocupados por construir y elevar su propio reino que hacer que avance el Reino de Dios”, aseveró Stabili

Estamos en un mundo lleno de ideologías y de agendas perversas, por la cercanía de la venida de Cristo, y una de las señales claras para la iglesia es la apostasía, ¿qué podemos hacer nosotros para enfrentar y corregir a nuestros hermanos que han caído en ella?
– Hay pastores hoy en día que están más preocupados por construir y elevar su propio reino que hacer que avance el Reino de Dios. Lo primero que tenemos que entender es que no estamos aquí para complacer a la gente, tenemos que amarlos, pero hay una sola persona a la que tenemos que complacer y es a Dios, lastimosamente las iglesias miden su éxito dependiendo del número de miembros; a mí no me impresiona una iglesia de cincuenta mil, predico en muchas conferencias donde hay cincuenta mil personas, pero entre cincuenta mil personas o cinco personas no hay ninguna diferencia mientras estemos haciendo la voluntad de Dios.
Hay muchos pastores que están agotados, perdieron el foco, porque están buscando siempre complacer a la gente, si queremos ir en contra de esa apostasía en la iglesia tenemos que regresar a la Palabra y solamente a la Palabra, cuando entramos a este lugar [sede del periódico Verdad y Vida] el pastor que le presentó (a Georges Doumat) como “el propietario del periódico”, pero él respondió que “el propietario era Dios y que él solamente era un simple administrador”. ¿Cuántos pastores piensan que la iglesia les pertenece a ellos mismos?,  hay dos cosas que no entiende esa gente: lo qué significa el ministerio y la otra es que ellos no le sirven a la iglesia, ellos utilizan a la iglesia, por lo que es normal que  ello traiga una apostasía en la gente, pero Pablo nos enseña en Timoteo que la gente en los tiempos finales no van a poder sostener la sana doctrina y que van a buscar enseñanzas según sus razonamientos, que le van a decir cosas agradables a sus oídos, pero la Biblia ya nos los advierte.
Debemos mantenernos sobre la Palabra y únicamente sobre la Palabra y entender que la gente en la iglesia no es nuestra fuente, es Dios el que es nuestra fuente, porque yo no dependo de la gente que está dentro de la iglesia, yo dependo de Dios y esta es una de las mayores cosas que causa la apostasía el día de hoy, prefiero estar en una iglesia de veinte personas con el Espíritu Santo que estar con cuarenta mil personas que se van todos al infierno cantando.

Ministros del Evangelio en el exterior afirman que vienen a Venezuela por la dirección de Dios, pero muchos se echan para atrás por la situación política y social que atraviesa nuestro país, ¿cuál es el mensaje que dará en estos dos días a la iglesia de Nueva Esparta y a la venezolana?
– El hecho que tú dices que Dios te manda no significa que es Dios quien te mande, porque cuando Dios te manda si retrocedes entonces estás pecando, porque estás siendo desobediente a Dios. Quien me ha mandado para Venezuela es Dios —se quién soy y quien me mandó—, vengo para bendecir, no pido nada, no pido ofrendas, no pido que me paguen estadía o transporte, porque es Dios quien provee para que yo esté aquí. Cuando Dios da la visión también da la provisión
El mensaje para Venezuela es el mensaje de la Palabra. Lo primero, es que Dios no cambia, los cristianos de Venezuela deben entender que no dependen de un sistema, que ellos no dependen de una situación, que no dependen de una religión, ellos dependen de Dios, si solamente pudieran volverse a Él con todo su corazón van a ver cosas que nunca han visto. Somos hijos de Dios, servimos al Rey de reyes, el Padre no nos llamó para matarnos, nos llamó para manifestar su Gloria; Él nos llamó porque nos ama y quiere mostrar al mundo que nos ama, porque a través de ese amor la gente va a poder venir a los caminos del Señor.
No pienses que la gente le va a entregar su vida al Señor simplemente porque predican el evangelio, hace dos mil años que el evangelio está siendo predicado y miren el mundo como está, pero quienes buscan de Dios son los que experimentan su poder y su amor, he leído en países donde la gente es muy pobre y después de algunas visitas con ellos y pasando tiempo en la Palabra la situación en la iglesia cambio, no solamente algunas que entendieron que finalmente ellos no dependían ni del sistema ni de algo político, sino que ellos dependían de Dios, porque eso es lo que cambia el mundo, cuando tú vives en el mismo lugar que otra persona y cuando se dan cuenta que tú vives feliz, gozoso,  que no te hace falta nada, y que tu manera de vivir es una manera milagrosa, y que el que vive al lado de ti en la misma situación no puede obtener un cuarto de lo que tú puedes obtener, no estamos hablando solamente de dinero o de bienes materiales, es en todos los aspectos de tu vida, porque la Biblia dice que nada le faltara a los que le temen —nada significa nada—, pero frecuentemente los cristianos no entienden eso porque conocen el versículo, pero no lo viven.

Cuál sería la enseñanza basándonos en lo que nos acaba de decir «que la provisión viene de lo Alto», más aún cuando cierto porcentaje del pastorado venezolano está apegado a un sistema político para que este le suministre herramientas (sonido, tarima y otros) para llevar a cabo las campañas evangelísticas masivas, ¿cómo dar un mensaje claro con respecto a esto?
– Nehemías y Daniel estaban también en sistemas políticos, Isaac también estaba en un sistema político y encima de eso también era cautivo, ¿quién fue el que les dio para reconstruir el templo? No fueron los judíos de Jerusalén, no fue el rey pagano, entonces el sistema político no tiene nada que ver y eso es lo que hay que entender, porque a partir del momento que tu aceptas al Señor Jesucristo como tu Señor y Salvador ya eres un inmigrante en este mundo, porque ahora te fuiste del lugar donde tú estabas para entrar en el Reino de Dios, ahora el que domina sobre ti no es el sistema donde estás, no importa donde estés, es el Rey de reyes quien mientras tu camines de acuerdo con su Palabra, sus leyes y beneficios son para ti, es por eso que hay que entender y aprender otra cosa que nuestra fe no nos sirve para hacer cosas, la fe nunca nos fue dada para hacer, la fe nos fue dada para nosotros poder exhibir, en Romanos 12:3 la Biblia dice que Dios nos dio a cada uno de nosotros una porción de fe; ahora, ¿cómo recibimos la salvación? Fue por fe, por medio de la gracia.
El autor del libro a los Hebreos menciona todos los héroes de la fe y termina el capítulo diciendo esto de ellos: que Dios dio testimonio de su fe, ellos no recibieron la promesa porque Dios tenía algo mejor para nosotros y ese es Jesucristo, que pagó el precio en la cruz para tomarnos del mundo donde estamos o el sistema.
El día de hoy el reino de Dios es una filosofía; sin embargo, este no es una filosofía, es un hecho, es algo tangible, pero hay que vivir según sus preceptos, no importa de dónde vengas la Biblia dice que tenemos que orar por las personas que nos dirigen, el apóstol Pedro en su epístola dice “honren al rey”, aun los que son difíciles, pero debemos entender que en griego no está escrita la palabra difícil, está escrita la palabra ‘escolioso’, que significa: “que esta torcido”; hay una enfermedad de la columna vertebral que se llama escoliosis la cual hace que la columna esté torcida.
El apóstol Pedro dice: ustedes deben honrar a las autoridades aun los que están torcidos, pero honrar las autoridades no significa que estamos de acuerdo con lo que ellos hacen, simplemente vamos a honrar la posición que ellos tienen y la mejor manera es orando por ellos, pidiéndole a Dios que los salve. Señor danos acceso a esa gente para que nosotros podamos compartirles tu evangelio, rodéalos de hombres y mujeres de integridad, que le teman a tu Palabra.
En Canadá el primer ministro es uno de los peores anticristos que se ha visto en la vida, él abiertamente declaró que el peor enemigo que tiene Canadá eran los hombres blancos nacidos de nuevo, pero oramos por él, no lo maldecimos, ¿me gustaría que fuese otra persona?, sí, pero hay una cosa, puedo reconocer que todas la leyes antibíblicas que él puso  han servido a la iglesia, aun si la gente se siente perseguida, porque ahora en Canadá hay cosas del evangelio que por ley no podemos predicar, no tenemos derecho de decirles que si son homosexuales se van al infierno, porque ahora es algo criminal y te pueden meter preso por eso, pero esto hizo que lo que las iglesias no pudieron hacer durante 60 años, provocó una unidad a través de todas las diferentes denominaciones, ahora tenemos bautistas que no creían en el mover del Espíritu Santo sentados en la misma mesa con los pentecostales orando juntos por el país y por la iglesia; entonces ¡gloria a Dios!, gracias Señor, bendícelos y sálvalos.
La Biblia dice que no hay nadie que pueda dirigir, sino es puesto por Dios, entonces Dios puso a alguien ahí, hay una meta que a lo mejor no la vemos, a lo mejor no nos gusta eso, pero hay una meta para la gloria de Dios en todo eso; entonces en vez de enfocarnos en todo lo que no nos agrada, deberíamos enfocarnos en Dios, no sobre lo que está bien o mal, porque cuando le pertenecemos a Dios ya no nos preocupa el bien o el mal, lo que nos preocupa es hacer la voluntad de Dios.◄

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí