Home / Opinion / Atrévete a soñar en grande, Otoniel Font

Atrévete a soñar en grande, Otoniel Font

Sueña. Sueña con algo tan poderoso que trascienda tu época

/ Freepik

Si Jesús estudió la vida de Salomón y el pueblo conocía la vida de Salomón es porque era un punto de referencia importante por el impacto que había tenido, al punto tal que había trascendido las generaciones, y todavía en el tiempo de Jesús se usaba como un punto de referencia.
Un sueño grande, poderoso, es necesario para el impacto de futuras generaciones.
Cuando una persona se propone alcanzar algo grande para Dios, cuando hay un sueño poderoso, impactante, trasciende generaciones y épocas. Dentro de ti debe nacer un sueño significativo, que impacte generaciones, que te puedan usar como punto de referencia en el futuro para dejarles saber a los demás que lograste algo significativo que todavía al día de hoy sigue siendo relevante.
En toda cultura habrá personas únicas. No se va a levantar otro Salomón, otro Bill Gates, otro Elon Musk. No es que debas aspirar a esa posición única en el mundo, pero no es menos cierto el hecho de que el sueño que Dios ha puesto en ti, ese sueño de grandeza, de poder, de victoria, debe tener un impacto significativo en tus generaciones.
Sueña. Sueña con algo tan poderoso que trascienda tu época. Tal vez no levantarás algo como Amazon, pero la panadería que levantes en tu ciudad le dará empleo a familias que alcanzarán cosas más poderosas y darán gracias a Dios porque creíste en ellos, porque les diste trabajo; lograrán un gran sueño y recordarán que aprendieron en tu empresa lo que necesitaban para llegar a donde llegaron.
Necesitas soñar en grande y saber que tu sueño tendrá un impacto generacional y serás usado como punto de referencia para otros.
¿Qué es lo primero que debes perseguir para alcanzar ese sueño?
Lo primero que tienes que perseguir es la sabiduría. Revelación de parte de Dios. Conocimiento, entendimiento, adiestramiento. Muchos se lanzan a perseguir sueños, sin antes haberse preparado para lograrlos. Pero no hay tal cosa como un 100 % de preparación. No te paralices pensando que tienes que estar 100 % preparado para poder avanzar; comienza con lo que conoces, pero tiene que haber una búsqueda continua y constante de desarrollo en tu interior, y la búsqueda de sabiduría es vital para lograr alcanzar ese sueño.
Salomón llegó a ser grande y logró el sueño de Dios para su vida, por causa de que, en vez de enfocarse únicamente en el sueño, se enfocó en la sabiduría necesaria para alcanzarlo. Salomón, toda su vida, lo que persiguió fue sabiduría, conocimiento, entendimiento. Lo que sorprendía a la gente no era tan solo el sueño realizado, sino la sabiduría que él demostraba en todas sus decisiones. Salomón se hizo un experto en administración, en juzgar, en dirigir; y eso fue lo que le permitió alcanzar el sueño que su padre había iniciado.
Tú fuiste llamado para hacer algo significativo, algo que sea un punto de referencia en el futuro, por eso es que tienes que soñar. Atrévete porque tú vas a ser un punto de referencia para tu familia y para las generaciones y para tu país. En tu contexto, en el lugar en que estás, el impacto que puedes llegar a tener es trascendental y poderoso. ¿Cómo comienzas? Obsesiónate con obtener sabiduría. Obsesiónate con aprender, con pedirle a Dios revelación, ideas. Obsesiónate con estudiar la Palabra, con estudiar libros y leer, con prepararte.
Nada de lo que inviertas en tu preparación, en tu sabiduría, en la parte espiritual, emocional, natural, será un desperdicio.
Creemos a Dios contigo por cosas maravillosas que vienen para tu vida, para que se levante en tu interior un sueño significativo, y la pasión de perseguir y buscar sabiduría.

Otoniel Font
Pastor, escritor y conferencista

About Verdad y Vida

Check Also

El resentimiento te duele más que a nadie, Rick Warren

Cuando cedes al resentimiento, terminas actuando de manera autodestructiva. Te lastimas mucho más que a …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *