“Aunque ande en valle de sombra de muerte”

0
2
Generada con IA / Freepik

La muerte en su sustancia ha sido eliminada, y sólo queda su sombra… Nadie le teme a una sombra, porque una sombra no puede detener el camino de un hombre ni por un momento 

Salmos 23:4 (RVR 1960): “Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento”.
¿Qué son Valles de Sombras? En la Biblia, los valles de sombras son a menudo una metáfora de los tiempos difíciles, los tiempos de oscuridad, la desesperación, los tiempos de angustias, la derrota o el desaliento. Por las cuales pasan las personas.
No estamos exentos de vivir y pasar por estos momentos.
Pero, ¿en dónde está puesta nuestra mirada? Bueno la misma Biblia nos enseña que miremos el Blanco que es Cristo Jesús. Cuando nuestra mirada y confianza está puesta en Jesús entonces estos temores son más llevaderos y estos valles de muerte y de sombras ya no nos atemorizan el pasar por ellos.
Si en alguna oportunidad te ha tocado vivir la experiencia de andar en valles de sombras y de muerte, seguramente puedes entender cómo el rey David se sentía cuando compuso el Salmo 23.
Caminar por el valle de sombra de muerte es una vivencia oscura que nos conduce a pensar que estamos derrotados. Sin embargo, el andar en ese valle con Dios de la mano no es derrota, sino un andar de victoria en victoria; algo que pasará, que no es eterno porque estamos con el Poderoso de Israel.
Es decir, como diríamos por nuestros pueblos: “Con el Papá de los Helados”.
En La frase “Sombra de Muerte”, se está refiriendo a un lugar hipotético que provoca miedo y angustia. Pero si usted detalla bien y se fija, una sombra por más grotesca y fea que sea no hace daño.
Cuando yo por primera vez en mi vida vi las Sombras Chinescas quedé impactado por las figuras o sombras de animales que se presentaban en una pantalla. Y aunque causaban miedo, no hacían daño.
Sombras Chinescas: arte que utiliza las manos y figuras de papel o de cuero para crear sombras en una pantalla iluminada.
El escritor Spurgeon comentaba: “La muerte en su sustancia ha sido eliminada, y sólo queda su sombra… Nadie le teme a una sombra, porque una sombra no puede detener el camino de un hombre ni por un momento. La sombra de un perro no puede morder; la sombra de una espada no puede matar; la sombra de la muerte no puede destruirnos”.
Así que, si anda en valle de sombras y muerte en esta hora, no es para tu muerte, es para formación y aprendizaje en tu vida. Agárrate fuerte de la mano de CRISTO y sigue caminando.
No podemos evitar que las circunstancias contrarias nos alcancen, ya que el pecado y las aflicciones siguen latentes en el mundo. Pero el estar en Cristo hace que el temor se vuelva fe, porque nuestra mirada está en Él.

Oremos así:
“Padre Celestial, a pesar de andar en el valle de sombra de muerte puedo tener la confianza que tú estás conmigo, eso da descanso a mi corazón que está angustiado”.
Que tengas un hermoso y bendecido día.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí