Home / Opinion / Ceguera, Julio Reyes

Ceguera, Julio Reyes

Hay ceguera física y ceguera espiritual. Y una tercera, como dice este refrán: “No hay peor ciego que aquel que no quiere ver”

Freepik

2º Reyes 6:18: “Y luego que los sirios descendieron a él, oró Eliseo a Jehová, y dijo: Te ruego que hieras con ceguera a esta gente. Y los hirió con ceguera, conforme a la petición de Eliseo”.
Hay ceguera física y ceguera espiritual. Y una tercera que podríamos señalar; y se las digo a través de este refrán: “No hay peor ciego que aquel que no quiere ver”.
¿Conoces gente así?
Sin duda alguna esa ceguera es peor que las dos primeras.
¿Sufre usted de alguna de estas cegueras?
En el siguiente testimonio: “Se cuenta que en una reunión a la que asistía Helen Keller, el presidente explicaba cómo la señorita había aprendido a participar en el mundo de las cosas sensibles por medio de un chorro de agua fría que cayó en sus manos, y afirmó:
– La ceguera es la más grande desgracia del ser humano.
Rápidamente Keller respondió:
– ¡Oh, no! Es peor tener ojos y no ver”.
En infinidades de veces nos enfocamos solamente en lo obvio, en lo visible a nuestros ojos físicos y olvidamos que hay mucho más, esto nos lleva en muchas oportunidades a perder la perspectiva correcta.
A veces dejamos que los problemas nos cieguen a todo lo que está ocurriendo a nuestro alrededor y olvidamos que los planes de Dios son buenos y que hay mucho más que circunstancias adversas sucediendo a nuestro alrededor.
La Biblia dice en 1ª Corintios 2:9 (NTV): «Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ninguna mente ha imaginado lo que Dios tiene preparado para quienes lo aman».
Jamás nadie va a conocer a Dios si no es de forma personal. Puedes tener una referencia de quién es Él, pero para conocerlo de verdad debes y tienes que buscarlo, necesitas estar en comunión constante con Él.
Un caso bíblico es el de Job. Este hombre había pasado por lo peor, había perdido todo, sus posesiones, familia, su salud, pero al final entiende la soberanía, el poder de Dios y es ahí cuando dice:
“Hasta ahora solo había oído de ti, pero ahora te he visto con mis propios ojos” (Job 42:5. NTV).
Y tú, ¿tienes esa experiencia personal con Él? ¿Eres capaz de ver todo lo que tiene para ti?
No te guíes solamente por la vista, mira más allá.
Que tengas un excelente y bendecido día.

Julio Reyes
Pastor

About Verdad y Vida

Check Also

Todos contra todos, Harold y Mileidy Paredes

En DIOS siempre hay solución, la esperanza está viva cuando confiamos en Él; el diablo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *