Home / Actualidad / Cómo la inteligencia artificial ayuda en la traducción global de la Biblia

Cómo la inteligencia artificial ayuda en la traducción global de la Biblia

Gracias al aprendizaje automático, las traducciones completas de la Biblia pueden completarse más rápido que en ningún otro momento de la historia

Las preocupaciones sobre la IA siendo libre para traducir con poca o ninguna interacción humana no se basan en la realidad. La IA trabaja como copiloto / Freepik

En la era de los avances tecnológicos, la inteligencia artificial (IA) está preparada para ayudar en una de las tareas más cruciales a las que se enfrenta la iglesia hoy: traducir la Biblia a la lengua materna de todos los pueblos de la tierra. Las principales organizaciones de traducción de la Biblia se han fijado metas agresivas para completar la tarea de hacer que la Biblia sea accesible a todos sin la barrera de aprender otro idioma, y la IA podría hacer que ese objetivo sea alcanzable en menos tiempo del que jamás hubiéramos imaginado.
Aproximadamente 3.700 idiomas no tienen aún las Escrituras, la mayoría de los cuales plantean importantes retos a la tarea de traducción. Muchos de ellos disponen de pocos recursos impresos, si es que disponen de alguno, lo que hace aún más desalentadora la labor.
Para estos idiomas, la IA está catalizando el cambio, acelerando el ciclo de traducción e incluso mejorando la calidad del resultado. Gracias al aprendizaje automático, las traducciones completas de la Biblia pueden completarse más rápido que en ningún otro momento de la historia.

CICLOS DE TRADUCCIÓN ACELERADOS

Antes de continuar, debo explicar el papel de la IA en la traducción de la Biblia. Hay muchos malentendidos y confusión en torno a este tema. No estamos hablando de introducir el texto griego del Nuevo Testamento en una herramienta como ChatGPT o el traductor de Google y esperar que produzca una traducción pulida en cualquier idioma. Esto no es posible ni siquiera para lenguas con muchos recursos como el inglés, y mucho menos para lenguas pequeñas y con pocos recursos.
Si no estamos hablando de una traducción de cortar y pegar, ¿cuál es la contribución de la IA? Una forma es aprovechar los modelos de IA, entrenados en partes de las Escrituras ya traducidas manualmente por humanos, para proporcionar un primer borrador de una traducción completa. Los traductores pueden utilizar ese borrador para completar la traducción final. En otras palabras, la IA utiliza partes de las Escrituras ya traducidas para generar borradores de otras partes de las Escrituras que luego son revisados y desarrollados por los equipos de traducción.
Organizaciones como Avodah han sido pioneras en este modelo, trabajando con hablantes de lengua materna para traducir unos 1.200 versículos y otros recursos. Cada traducción representa un género bíblico, una gramática y un vocabulario diferentes. Luego, estos equipos entrenan un modelo de inteligencia artificial con estos versículos y recursos para producir un borrador completo de la Biblia. Este borrador es revisado por traductores nativos, perfeccionado y probado en la comunidad.
Un punto fuerte de la IA en la traducción bíblica es que no se desarrolla un modelo estático, sino un proceso de aprendizaje en el que el modelo se hace más competente a medida que la obra progresa.
En los modelos tradicionales, una traducción promedio tarda veintitrés años y cuesta más de un millón de dólares, pero el modelo de Avodah tarda unos cuatro años en producir una Biblia completa por alrededor de quinientos mil dólares. Avodah está utilizando actualmente este modelo en una serie de diez idiomas, lo que le permitirá realizar diez nuevas traducciones de aquí a 2027.

¿Cuál será el efecto de la IA en la traducción bíblica? Hará que más personas tengan un acceso más rápido al evangelio en su lengua materna

CALIDAD MEJORADA

La velocidad es solo una de las áreas en las que la IA está ayudando. Organizaciones como SIL International están a la vanguardia del desarrollo de herramientas de IA para la evaluación de la calidad en la traducción de la Biblia. Estas herramientas ayudan a los equipos a detectar y resolver los problemas en una fase más temprana del proceso. También las utilizan los consultores para comprobar las traducciones de forma más exhaustiva y coherente, ayudándoles a identificar los problemas de traducción más comunes.
SIL y otras organizaciones también han desarrollado herramientas de IA que aceleran considerablemente el proceso de redacción y mejora de las traducciones de nuevos libros bíblicos una vez que se han completado otras partes.
Las preocupaciones sobre la IA siendo libre para traducir con poca o ninguna interacción humana no se basan en la realidad. La IA trabaja como copiloto. A veces hace borradores y otras veces facilita el proceso repetitivo de traducción o ayuda a los equipos a identificar problemas. A medida que la IA aprende de las correcciones que le hacen los humanos, las futuras interacciones de traducciones asistidas por IA seguirán mejorando.
Los seres humanos que trabajan bajo la dirección del Espíritu Santo siguen siendo indispensables en todas las etapas. La IA es simplemente una herramienta utilizada para la creación de traducciones claras, precisas, naturales y aceptables. Según Shawn Ring, director de Avodah, la traducción de la Biblia «no tiene que ver con la tecnología; tiene que ver con lo humano».

EL FUTURO DE LA IA Y LA TRADUCCIÓN DE LA BIBLIA

Aunque este artículo se ha centrado en el papel de la IA en el avance de la traducción de la Biblia, hay un interesante giro sobre los efectos de la traducción de la Biblia en la IA. La empresa Meta se ha propuesto el ambicioso objetivo de desarrollar herramientas de IA de texto a voz en más de cuatro mil idiomas. La mayoría de estos idiomas tienen pocos recursos, o ninguno, que puedan utilizarse para compararlos con otros idiomas.
El único libro que suele encontrarse en estas lenguas es la Biblia. Las organizaciones de traducción han producido versiones de texto y audio en más de mil cien idiomas. Empresas como Meta confían en estos recursos para entrenar sus grandes modelos lingüísticos con el fin de facilitar los modelos de conversión de texto a voz. En un extraño giro de los acontecimientos, la traducción de la Biblia está impulsando soluciones de IA para muchos idiomas más pequeños.
Pero ¿cuál será el efecto de la IA en la traducción bíblica? Hará que más personas tengan un acceso más rápido al evangelio en su lengua materna. Pero lo más importante es que habrá más gente que oiga, crea y sea salva (Romanos 10:14-15).
Como me dijo un líder que trabaja entre grupos de personas no alcanzadas, las traducciones asistidas por IA contribuirán a un acceso sin precedentes al evangelio y a una expansión increíble del cristianismo en los próximos diez años. «Tanto si la mayor parte de la iglesia lo entiende como si no, las traducciones de la Biblia asistidas por IA son una prioridad mundial». También son una increíble oportunidad global.

Don Barger
Director de innovación y MX Labs en la International Mission Board (IMB)
Publicado originalmente en The Gospel Coalition. Traducido por Eduardo Fergusson.

About Verdad y Vida

Check Also

Palestina pide ser miembro de la ONU: ¿Por qué ahora?

(Diario Judío México).- Palestina hará un nuevo intento de ser miembro de las Naciones Unidas …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *