¿Cómo muestro el amor de Dios?

0
2
/ Freepik

Juan 14:21, “El que tiene mis mandamientos, y los obedece, ése es el que me ama…”.
La respuesta a la pregunta que se hace en el título de esta reflexión es: “LA OBEDIENCIA”.
Muchos dicen amar a Dios, pero son unos desobedientes empedernidos, ya que con sus hechos muestran no amar a Dios.
Cuando tú vives una vida de obediencia a Dios le estás mostrando al mundo que tú amas a Dios. Y por esa obediencia tuya Dios se manifiesta al mundo para que otros le conozcan.
¿Yo no sé cuánto tu ames a Dios?, pero lo que sí sé, es que el mundo va a saber que tú le amas si le OBEDECES.
Cuenta en su testimonio la Sra. Xochitl Dixon que: “Durante nuestra boda, nuestro pastor me dijo: «¿Prometes amar, honrar y obedecer a tu esposo hasta que la muerte los separe?». Mirando a mi esposo, susurré: «¿Obedecer?». Habíamos construido nuestra relación sobre el amor y el respeto, no la obediencia ciega, como parecían sugerir los votos. Mi suegro filmó ese momento sorpresivo en que procesé la palabra obedecer y dije: «Sí».
Con los años, Dios me ha mostrado que mi resistencia a la palabra obedecer no tenía nada que ver con la relación increíblemente compleja de un matrimonio. Para mí, obedecer era una «sumisión forzada», de «subyugación», que no tiene sustento escritural. En cambio, la Biblia lo relaciona con las numerosas formas de amar a Dios. Al celebrar con mi esposo 30 años de casados, por el poder del Espíritu Santo, aún estamos aprendiendo a amar a Jesús y el uno al otro”.
“Si me amáis, guardad mis mandamientos” (Juan 14:15).
Al decir esto, JESÚS nos mostró que la obediencia a las Escrituras sería el resultado de una íntima y constante relación de amor con Él (vss. 16-21).
¿Estás tú mostrando ese amor a través de la obediencia?
El amor de Jesús es generoso e incondicional, nunca forzado o abusivo. Al seguir y honrar al Señor en nuestras relaciones, el Espíritu Santo nos ayuda a considerar la obediencia a Él como un sabio y amoroso acto de confianza y adoración.
Oremos así:
“JESÚS amado, que yo muestre mi amor a ti, obedeciendo tu Palabra. Amén y amén.
Que tengan un excelente y bendecido día.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí