Home / Opinion / Cómo prepararse para la guerra espiritual, John Bevere

Cómo prepararse para la guerra espiritual, John Bevere

Es hora de actuar

/ Freepik

Quizá el Espíritu del Señor le haya recordado algunas relaciones en el pasado o el presente de su vida en las que ha guardado algo en contra de alguna persona. El Señor me ha indicado que lo invite a hacer una sencilla oración conmigo.
No obstante, antes de orar, pídale al Espíritu Santo que recorra con usted su pasado, trayendo a su memoria a cualquier persona contra la cual haya abrigado alguna ofensa. Permanezca en silencio delante de Él mientras le muestra quiénes son esas personas. No es necesario que rebusque intentando encontrar algo que en realidad no existe. Él traerá esas personas a su mente sin lugar a dudas. Mientras lo hace, quizá recuerde el dolor que le hicieron experimentar. No tema. Dios estará a su lado para reconfortarlo.
A fin de liberar a estas personas de toda culpa por lo que le han hecho, imagine a cada una de ellas individualmente. Perdone a cada una de una forma personal. Cancele la deuda que tienen con usted. Luego ore guiándose por las siguientes palabras, pero no se limite a ellas. Utilícelas como guía y déjese conducir por el Espíritu de Dios.
Padre, en el nombre de Jesús, reconozco que he pecado contra ti al no perdonar a los que me han ofendido. Me arrepiento de esto y te pido perdón.
También reconozco que no puedo perdonarlos sin tu ayuda. Por lo tanto, decido de corazón perdonar a [incluya el nombre de cada uno de forma individual]. Traigo todo el mal que estas personas me han hecho bajo la sangre de Jesús. Ya no me deben nada. Remito sus pecados contra mí.
Padre celestial, así como mi Señor Jesús te pidió que perdonaras a quienes habían pecado contra él, yo ruego que tu perdón caiga sobre aquellos que han pecado contra mí. Te ruego que los bendigas y los lleves a una relación más estrecha contigo. Amén.
Ahora escriba los nombres de las personas que ha liberado en un diario y registre que en esta fecha usted tomó la decisión de perdonarlas.
Quizá tenga que ejercitarse para mantenerse libre de ofensas. Comprométase a orar por estas personas como oraría por usted mismo. El diario le ayudará a recordar. Si continúan bombardeándolo los pensamientos negativos, derríbelos con la Palabra de Dios y declare su decisión de perdonar. Usted ha pedido la gracia de Dios para hacerlo, y la falta de perdón no es tan poderosa como su gracia. Sea osado y pelee la buena batalla de la fe.
Cuando sepa que su corazón está fuerte y estable, acérquese a estas personas. Recuerde que su propósito al acercarse es reconciliarse para beneficio de ellos, no para el suyo propio. Al hacerlo, sellará la victoria. Ganará a un hermano (véase Mateo 28:15). Esto es agradable a los ojos de Dios.

John Bevere
Pastor, autor y conferencista
Tomado de la Biblia para la guerra espiritual, Reina Valera 1960.

About Verdad y Vida

Check Also

Todos contra todos, Harold y Mileidy Paredes

En DIOS siempre hay solución, la esperanza está viva cuando confiamos en Él; el diablo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *