Home / Opinion / ¿Conocer a Dios?, Julio Almedo

¿Conocer a Dios?, Julio Almedo

/ Freepik

Para poder responder esta interrogante podemos tomar las siguientes consideraciones:
1.- Conocer y saber son dos verbos con significado semejantes, algunos los presentan como sinónimos, pero lo cierto es que podemos saber sobre algo y no conocerlo. Alguien puede saber dónde queda la luna, pero no la conoce. Sabe muchos datos sobre ella, pero no la conocemos. Podemos estudiar historia universal y saber sobre muchos personajes heroicos inclusive, llegando a adquirir cierto conocimiento como consecuencia de esa cantidad de sabiduría. Más aún, no es suficiente decir que conocemos plenamente algo porque se estuvo vivencialmente con ese algo. Los apóstoles caminaron con Jesús, y hubo uno que al parecer no le conoció.
Entonces, para afirmar que se conoce algo o alguien, es necesario mantener una relación constante basada en el amor, respeto, confianza, aceptando lo vital e importante en nuestra vida, soportando las pruebas y dificultades que pueda implicar. Me identifico con este algo, sigo, defiendo sus bases y me siento parte de él. Ahora bien, ¿conocemos a Dios o simplemente sabemos de Dios? El saber es como tener una teoría, pero el conocer es como desarrollar con agilidad y destreza la práctica.
Por otro lado, Jesús, en la Biblia, nos muestra que Él si conocía muy bien quién era su compañero del lado derecho de la cruz en el Calvario. Pues el Señor es el alfa y omega, principio y fin. También, que lo llegaría a reconocer como Señor y Salvador, por lo cual le terminó ofreciendo el paraíso (Lucas 23:41-43). Del mismo modo, aquella viuda en la ciudad Naím, quien perdió a su hijo, iba a ser enterrado y Jesús lo resucitó (Lucas 7:11-15). Jesús, iba de paso, como si fuera algo fortuito. Para nada, Él conoce que ese día este hecho sucedería y esto daría la gloria a Dios.
2.- Se puede utilizar el concepto de conocer por las apariencias o cualidades físicas. En cierta ocasión, estaba buscando a una persona de nombre Juan, sabía muchos de sus datos, pero no le conocía. Era la primera vez que estaba en ese lugar, supe cómo llegar allí por algunas indicaciones, pero tampoco conocía ese lugar. Ya en el supuesto destino descrito, pregunto por aquella persona por su nombre, para mi sorpresa los habitantes de allí me indican que no conocen a ninguna persona con dichos datos. Transcurridos 10 minutos de angustias y luego de varias interrogantes, se acerca uno de los presentes y preguntó: “usted busca a Juancito”, es mi hermano, él está en el patio de la casa, y en efecto logré encontrar a Juan.
Algo similar, fue la experiencia que nos relata el Señor en Juan 14:8-9, “Felipe le dijo: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta.  Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre?”. Estar conviviendo con Jesús, debería ser obvio que estando con Él le conocieran, aunque no necesariamente por lo dicho anteriormente.
En ocasiones, podemos conocer que alguien trabaja en una empresa no solo porque luce su uniforme, sino porque manifiesta un sentido de pertenencia. Ser Hijo de Dios me debe llevar a manifestar su presencia en mi vida, si conocemos al Hijo (Estudiando la palabra, dirigido por el Espíritu Santo) guiados por una sana doctrina de su verdad, podemos tener la confianza de que conocemos al Padre, porque son uno solo y así Él Señor es uno con nosotros (Juan 14:20). Muchos conocieron a los discípulos, y ellos daban testimonio del amor, la gloria y el poder de Dios en sus vidas (libro de los Hechos). De esta manera, podríamos decir cuánto conocemos a Dios.
Busquemos la presencia del Señor en nuestras vidas y pronto le conoceremos tal como Él es.

Julio Almedo
Informático

About Verdad y Vida

Check Also

El resentimiento te duele más que a nadie, Rick Warren

Cuando cedes al resentimiento, terminas actuando de manera autodestructiva. Te lastimas mucho más que a …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *