Home / Opinion / Cuando el altar falla, Néstor A. Blanco S.

Cuando el altar falla, Néstor A. Blanco S.

El problema no está en Dios, está en lo que hacemos con Dios en nuestra vida diaria y en el respeto a los principios del reino de Dios

/ Freepik

La honestidad nos impone chocar con la parte oscura de la historia. No es elegante hablar de los fracasos; pero los fracasos espirituales son parte de la vida, y no ocurren por accidente.  El Espíritu Santo, no escondió el fracaso de Sansón, ni el de Saúl; no modificó la historia de dos sacerdotes corrompidos a quienes Dios ajustició, ni suavizó el suicidio de uno de los doce discípulos. Pero si somos realistas, cuesta mucho relacionar a estos personajes con la oración y mucho menos con la vida de oración.
Hace años que nos focalizamos en el ministerio de enseñanza de la oración y nos hemos encontrado con muchas historias que la prudencia no nos permite reproducir. En todos los estratos eclesiásticos, desde los más experimentados ministros hasta los creyentes más sencillos, hemos escuchado con paciencia, con estupor y con angustia la historia de un pecado que causó estragos, tristeza y profundo dolor.
¿Por qué razón individuos bien formados en la doctrina, con años de experiencia en los caminos del Señor, con suntuosos diplomas en teología se encuentran un día con sus ministerios destruidos? ¿Qué fue lo que falló? ¿Fallaron las instituciones? ¿Ignoraban que lo que hacían era pecado?  El problema no está en Dios, está en lo que hacemos con Dios en nuestra vida diaria y en el respeto a los principios del reino de Dios. Lo que falló fue el altar, lo que falló fue la vida de oración.

Néstor A. Blanco S.
Pastor y escritor

About Verdad y Vida

Check Also

La Biblia no contiene la Palabra de Dios, sino que es la Palabra de Dios, Fernando Regnault

Líderes que se han dejado contaminar por el diablo, dicen que la Biblia contiene la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *