Home / Testimonios / Dándole todo a Dios: árbitro y ministro ordenado regresa a la Serie Mundial

Dándole todo a Dios: árbitro y ministro ordenado regresa a la Serie Mundial

El trabajo de Barrett fuera del campo de béisbol eclipsa su trabajo dentro de él, a través de Calling for Christ, anima a sus compañeros a mantenerse firmes en su fe a través de reuniones y encuentros virtuales

El árbitro Ted Barrett hace una pausa en el plato durante la novena entrada de un juego de béisbol entre los Diamondbacks de Arizona y los Marineros de Seattle el 5 de septiembre de 2021, en Phoenix / AP – Ross D. Franklin

(Scott Barkley – Bautist Press).-

Un árbitro de tiempo completo para las Grandes Ligas desde 1999, el testimonio y el liderazgo de Barrett en el diamante ha sido documentado por Baptist Press y hace un par de meses el New York Times lo relató a partir del ministerio que cofundó, Calling for Christ. El 15 de octubre, el día después de que su equipo terminó la ronda divisional entre los Gigantes y los Dodgers, Barrett recibió la noticia de que por quinta vez estaría entre quienes tomarían las decisiones en el escenario más grande del béisbol.
El ministro bautista del sur ordenado, de 56 años, tiene una perspectiva con mucha experiencia desde que comenzó a arbitrar algunos juegos de la MLB en 1994.
“Es realmente un regalo”, le dijo a Baptist Press hoy (26 de octubre) desde su habitación de hotel frente al estadio Minute Maid Park. “Todas las cosas buenas vienen de Dios y esto fue una sorpresa para mí”.
Por lo general, pueden pasar de cuatro a cinco años entre las oportunidades de un árbitro de participar en la Serie Mundial. Barrett, cuya convocatoria más reciente fue en el 2018, trabajó en el Juego 1 de esa noche entre los Astros de Houston y los Bravos de Atlanta en la tercera base. Houston busca su segundo campeonato desde el 2017, mientras que los Bravos, después de una década de dominio divisional, en los 90 trajeron un solo título, y regresan a la Serie por primera vez en este siglo.
El trabajo de Barrett fuera del campo de béisbol eclipsa su trabajo en él. A través de Calling for Christ, anima a sus compañeros a mantenerse firmes en su fe a través de (cuando sea posible) reuniones en persona, pero también a través de encuentros virtuales desde cualquier ciudad que tengan un juego ese día. En su carrera, ha sido testigo del impacto del Evangelio en aquellos que realizan un trabajo con tanto estrés en el que no faltan personas que te dicen que lo estás haciendo mal.
“Ha sido realmente genial pensar en chicos de las ligas menores que, al principio, no tenían ningún interés en la iglesia o las Escrituras”, dijo. “Puedo ver crecer su participación en cosas como un retiro o un estudio bíblico de entrenamiento en la primavera. Se involucran y profundizan. Es genial verlo”.
Dos de los involucrados en Calling for Christ, Alfonso Márquez y Mike Muchlinske, estarán en el campo con Barrett esta noche. Los tres tendrán una pequeña cruz de metal que el padre de Barrett de 81 años, Jim, un soldador jubilado de Buffalo, Nueva York, hizo en su patio trasero de su casa en Arizona.
“Desde que las hace, todos son un poco diferentes”, dijo Barrett. “La mía está unida al cordón de mi cronómetro y, por lo tanto, cuando camino, cuelga de mi bolsillo. Los fanáticos la verán y comentarán algo. También nos ven orar en el plato antes de un partido”.
Ese testimonio se extiende al juego en sí.
“En el campo, quiero ser un ejemplo de un seguidor de Cristo con integridad. Yo digo que Jesús habría sido el mejor árbitro, con su habilidad para tomar decisiones difíciles. Yo desafío a la gente, pero la gracia y el perdón pueden estar presentes cuando haya una confrontación. Cuando salgo, siento que tengo el favor de Dios con la interacción que tengo con los jugadores, administradores y entrenadores “.
La versión del béisbol del 2021 es diferente a la del año pasado, señaló. Aunque hubo un campeón coronado, la ausencia de las multitudes hizo que el juego fuera diferente. Fue muy extraño y surrealista, dijo.
“Realmente estoy deseando que llegue esta noche y que los fanáticos vuelvan”, dijo Barrett, quien estaba en el equipo que ofició la Serie de Campeonato de la Liga Nacional 2020. “Va a ser ruidoso y estremecedor”.
Y, sin embargo, está aún más ansioso por lo que viene después de la temporada. Eso incluye pasar tiempo con sus nietos, ministrar a través de Calling for Christ y aceptar invitaciones para predicar.
“Muchos muchachos, a medida que envejecemos, se dan cuenta cada vez más de cuánto confiamos en Dios”, dijo. “La realidad es que Dios me ha estado sosteniendo todo el tiempo. Lo que sea que Dios tenga a continuación, lo disfrutaré. Debemos dárselo todo a Dios y dejar que las cosas se desarrollen”.◄

Los árbitros Ted Barrett, Ángel Hernández, Lance Barksdale y Alex Tosi oran antes de que los Yankees de Nueva York se enfrenten a los Mets de Nueva York en un juego de béisbol el 10 de septiembre, en Nueva York /AP – Adam Hunger

About Verdad y Vida

Check Also

Tribus rivales siembran semillas del reino en Filipinas

Lo que comienza con la siembra de maíz y banano para auto sustentarse continúa con …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *