Defensores de la libertad religiosa exigen que Egipto libere a los cristianos encarcelados por utilizar Facebook

0
2
Los incidentes de persecución cristiana en Egipto varían desde mujeres cristianas acosadas mientras caminaban por la calle hasta comunidades cristianas expulsadas de sus hogares por turbas extremistas

La difícil situación legal de ambos hombres se ha visto empañada por continuos retrasos y aplazamientos de sus juicios, lo que llevó a ADF International llevar sus casos al escenario internacional

(Christian Post).-

Los defensores de la libertad religiosa instan al gobierno egipcio a liberar a dos hombres cristianos, Nour Girgis y Abdulbaqi Saeed Abdo, que han estado detenidos sin juicio desde 2021 por su asociación con una página de Facebook que apoya a las personas que se convierten del islam al cristianismo. Las autoridades vincularon su participación con actividades terroristas.
En noviembre de 2021, Girgis, un empleado de una empresa farmacéutica, fue citado a una comisaría de policía con el pretexto de un interrogatorio de rutina, dijo el grupo de defensa legal ADF International, en un comunicado.
Esto llevó a una detención en régimen de incomunicación durante 40 días, añadió el grupo, que respalda los esfuerzos legales internacionales para la liberación de los hombres. Posteriormente, Girgis fue trasladado a una Unidad de Terrorismo donde fue acusado informalmente de liderar un grupo de Facebook llamado “Al Abareen”, que significa “cruzar” en árabe, y de cometer blasfemia contra el Islam.
Girgis ha soportado repetidos interrogatorios, humillaciones y torturas físicas sin una fecha de juicio formal, lo que ha impedido una preparación legal adecuada para la defensa, dijo Elizabeth Francis, asesora legal del equipo de Libertad Religiosa Global de ADF International.
Saeed, originario de Yemen, se enfrentó a un arresto en diciembre de 2021 por sus actividades relacionadas con el mismo grupo de Facebook y la evangelización pública. Saeed ha sido sometido a traslados a varios centros de detención, sufriendo graves problemas médicos agravados por las malas condiciones de reclusión. A su familia, incluido un hijo nacido durante su detención, sólo se le han permitido visitas esporádicas.
La difícil situación legal de ambos hombres se ha visto empañada por continuos retrasos y aplazamientos de sus juicios, lo que llevó a ADF International a llevar sus casos al escenario internacional.
El grupo dice que ha informado de la situación al grupo de trabajo de las Naciones Unidas sobre detención arbitraria, argumentando que las autoridades egipcias han violado las normas del derecho internacional sobre la libertad religiosa y el derecho a un juicio justo.
Kelsey Zorzi, directora de promoción de la libertad religiosa global de ADF International, destacó la responsabilidad del gobierno egipcio de cumplir con sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos. “Los derechos a la libertad religiosa, la libertad de expresión y un juicio justo están todos consagrados en el derecho internacional, y las autoridades egipcias han violado flagrantemente estos derechos básicos al detener a estos hombres y prolongar su encarcelamiento. Ya es hora de que estos hombres sean liberados”, afirmó.
El ex senador estadounidense y embajador especial para la libertad religiosa internacional, Samuel Brownback, también comentó sobre las implicaciones del caso.
“La libertad de religión y de creencias es un derecho humano inalienable, digno de la máxima protección. Lo que les ha sucedido a estos dos hombres en Egipto es inaceptable y una violación innegable de su derecho a adorar libremente”, dijo Brownback, refiriéndose a la creciente hostilidad global hacia la religión y enfatizando la necesidad de una defensa continua para proteger a las minorías religiosas en todo el mundo.
Los incidentes de persecución cristiana en Egipto varían desde mujeres cristianas acosadas mientras caminaban por la calle hasta comunidades cristianas expulsadas de sus hogares por turbas extremistas. Los cristianos suelen ser tratados como ciudadanos de segunda clase.
El gobierno de Egipto habla positivamente de la comunidad cristiana egipcia, pero la falta de aplicación seria de la ley y la falta de voluntad de las autoridades locales para proteger a los cristianos los dejan vulnerables a todo tipo de ataques. Las iglesias y las organizaciones cristianas no gubernamentales tienen restringida su capacidad para construir nuevas iglesias o administrar servicios sociales.◄

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí