Home / Actualidad / El judío sefardí Cristóbal Colón y la Tierra redonda

El judío sefardí Cristóbal Colón y la Tierra redonda

Esta historia está compuesta por partes que no podemos verificar, pero hay varios hechos de los cuales podremos aprender y sacar nuestras propias conclusiones

Es cierto que todo el mundo especula sobre Cristóbal Colón, pero en verdad es poco lo que sabemos, sin embargo, lo que está comprobado es que muchos correligionarios abordaron estas naves en su rumbo desconocido, a lo que pensaban eran las Indias, siguiendo al gran Almirante o a su salvación individual.

En las palabras de un historiador lo diremos así:
“… El misterio que envuelve a Cristóbal Colón se debe a que tuvo que ocultar su religión porque para financiar su viaje buscó el apoyo de una reina católica, a pesar de que todos sus grandes apoyos fueron judíos, desde el banquero de la Corona de Aragón Luis Santángel, hasta la propia tripulación de las carabelas, mayoritariamente judía”.
Esta historia está compuesta por partes que no podemos verificar, pero hay varios hechos de los cuales podremos aprender y sacar nuestras propias conclusiones.

Algunos ejemplos:

  • En la correspondencia que mantuvieron Colón y su hijo Fernando “hay muchas pruebas de sus creencias religiosas judías”.
  • Colón recomendaba a su hijo por carta que ante la gente se comportara como mandaba la ley canónica, “pero entre nosotros –citando a Cristóbal Colón textualmente– “tenemos que conservar nuestras costumbres”.
  • Las cartas estaban fechadas con números hebreos, los textos fueron escritos en un idioma ininteligible y las despedidas las hacían recordando una bendición judía.
  • El Decreto de Expulsión de los judíos de España que no se convirtieran al cristianismo romano, firmado por los Reyes Católicos, tiene fecha 31 de marzo de 1492 y, en el mismo, se les daba un plazo de cuatro meses a todos los judíos de España, para que, se convirtieran o la abandonaran.
  • El plazo vencía el 31 de julio y, Cristóbal Colón ordenó embarcar a quienes serían partícipes de las tripulaciones de las tres naves que conformarían la expedición, el día 2 de agosto, pero, no zarpa del Puerto de Palos en esa fecha porque, según el calendario judío caía el 9 de Av – en ese día de ayuno público se recuerdan los trágicos acontecimientos de la destrucción de los dos Templos de Jerusalén. Sin embargo, lo hace en la madrugada del día siguiente, el 3 de agosto.
  • Cuando emprende su viaje a “las Indias”, en la página que corresponde al día 31 de julio de 1492 de su Bitácora, el diario de viaje, registraba que el Puerto de Cádiz se hallaba desbordado de navíos cargados con judíos que escapaban de Sefarad.
  • Era este, el último día del período de gracia que habían concedido los Reyes Católicos a los judíos, después de esto los restantes cayeron en las terribles manos de la Inquisición. Uno de los historiadores de la de esta época, asegura que durante el mandato del infame Tomás de Torquemada, fraile dominico que su memoria sea maldita eternamente, que estuvo a cargo de la Inquisición, fueron quemadas más de diez mil personas y un número superior a otras cien mil sufrieron penas y torturas infamantes.

Algunas de sus teorías que lo llevaron a embarcarse en la aventura que comandó, pudieron ser conocidas por él gracias a las lecturas que habría hecho de la Torá, y de otros libros sagrados, en las que se hace mención a la redondez del planeta.

¿FUE COLÓN UN ABUSADOR MALVADO CON LOS INDÍGENAS?

Existe un mito que afirma que, tras su llegada a América, Cristóbal Colón abusó y esclavizó a los indígenas, a semejanza de los colonizadores españoles. Diversos especialistas desenmascaran estas acusaciones y afirman que todo es parte de un plan para desprestigiar.
Fray Bartolomé De las Casas, un importante dominico que fue el primer Obispo de Chiapas en México e incansable misionero que denunció los abusos que cometieron los colonizadores españoles contra los indígenas, describió que los españoles “actuaban como bestias voraces, matando, aterrorizando, afligiendo, torturando y destruyendo a los pueblos indígenas, haciendo todo esto con nuevos, extraños y variados métodos de crueldad de los que nunca se ha visto o escuchado antes”.
Relató también que cuando los españoles atacaban a los pueblos no tenían piedad de los niños, ancianos o embarazadas. Los acuchillaban y desmembraban “como si se tratara de ovejas en un matadero”. Añadió que incluso apostaban para ver quien mataba mejor.
De Las Casas señaló en sus escritos que los colonizadores perpetraron estos actos motivados por su “insaciable codicia y ambición” por el oro.
Estos crímenes son presentados por los que desprestigian a Cristóbal Colón como “los actos inhumanos de Cristóbal Colón”.
Ante estas acusaciones, diversos especialistas han defendido la figura de Cristóbal Colón como la antropóloga y profesora de la Universidad de Stanford, Carol Delaney, quien ha destacado los motivos religiosos del explorador italiano para realizar sus viajes.
En declaraciones a CNA -agencia en inglés del grupo ACI- Delaney indicó que “están culpando a Colón por cosas que no hizo. Los que las hicieron fue la gente que vino después de él, los colonizadores. Creo que ha sido terriblemente calumniado”.
La también autora del libro “Colón y la búsqueda de Jerusalén”, explicó que el descubridor de América tuvo una impresión favorable de los indígenas y que ordenó a sus hombres que no abusaran de ellos, sino que entablaran relaciones comerciales.
Incluso llegó a colgar a quienes cometieron crímenes contra los indígenas.
“Cuando leí sus propios escritos y los documentos de quienes lo conocieron, parecía estar muy del lado de los indígenas”, indicó la experta.
La antropóloga explicó que la propia visión de Bartolomé De las Casas sobre Colón es más compleja. Otros expertos notaron que De Las Casas admiraba a Cristóbal Colón e incluso llegó a decir que el navegante italiano y España tuvieron un papel providencial en “abrir las puertas del Mar Océano”.
De las Casas también pensaba que Colón fue tratado injustamente por los monarcas españoles cuando fue acusado de mala administración.
Delaney admitió que algunos de los indígenas fueron enviados a España como esclavos para trabajos forzados en el momento en que Colón era responsable de la región, pero atribuyó este maltrato a quienes lo reemplazaron en su ausencia.
En su segundo viaje, dijo la especialista, Colón llevó consigo a España a seis indígenas, pero no como esclavos sino “porque querían ir”.
La experta explicó un episodio de los viajes de Colón: luego de que encalló la carabela Santa María, el explorador italiano dejó 39 hombres en una isla del Caribe bajo estrictas órdenes de no saquear, no secuestrar ni violar a las mujeres, y comerciar a cambio de comida y oro.
“Cuando regresan de su segundo viaje, encontraron que los colonizadores habían sido asesinados”, expresó Delaney. La antropóloga indicó que el sacerdote que los acompañaba en esa travesía quiso matar al pueblo en venganza, pero Colón se opuso con firmeza.

israelnoticias.com

About Verdad y Vida

Check Also

Líbranos del mal

La Biblia nos revela el origen y la historia del bien y del mal, y …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *