Home / Opinion / El plan de acción para lograr el propósito de Dios, Otoniel Font

El plan de acción para lograr el propósito de Dios, Otoniel Font

Mientras más lo conoces a Él, te darás cuenta de que todo lo que necesitas ya lo puso dentro de ti, ya está dentro de ti, que todo lo que hace falta es que simplemente se manifieste

Muchos conocen el propósito que tiene Dios para su vida, sin embargo, no saben cuál es el plan de acción a seguir, no saben de donde sacar aquello que los impulsará a llevar a cabo el paso a paso. Una de las tareas más difíciles es darse cuenta que no existe una guía, no existe un manual de instrucciones, todo lo que necesitas está dentro de ti.
Es mientras lo conoces a Él que realmente toda tu vida se ordena. Ahora, perfecto pastor, yo que ya sé que con Él es que voy a descubrir el propósito, ¿cuál es la pregunta más retadora que viene después de esa? Porque creo que muchos de los que ya le servimos a Dios de alguna manera u otra sabemos que tenemos propósito.
Creo que todos los que estamos aquí, que ya le servimos a Él de alguna manera u otra, hemos encontrado el propósito. Pero viene una duda y la duda es: ¿de dónde sale todo lo que necesito para poder obtener el propósito o alcanzar mi propósito? Esa es la segunda pregunta.
Porque hay algunos que saben que Dios quiere para tu vida que tú tengas una gran familia. Pero, ¿cómo la tengo? Hay algunos que saben que el Señor quiere que yo levante esta empresa. Pero, ¿cómo sale esa empresa? ¿De dónde sale el dinero? ¿De dónde salen las cosas? ¿Cómo lo logro? ¿Cómo lo alcanzo? ¿Cómo llego a ese momento?
Y lo que no nos damos cuenta es de una de las enseñanzas más grandes de Mister Potato. La enseñanza más grande de Mister Potato es una muy sencilla: una de las cosas más importantes que tú puedes ver con Mister Potato es que todo lo que necesitas está dentro. Todo lo que necesitas está dentro.
Te pregunto en el día de hoy: cuando tú fuiste concebido, ¿de dónde salieron los ojos tuyos para que tú puedas vivir? Por eso es que el apóstol Pedro decía: “todo lo que pertenece a la vida y a la piedad está en que tú lo conozcas a Él”. Cuando tú fuiste concebido, ¿de dónde salieron tus ojos? ¿De dónde salieron tus manos? ¿De dónde salió tu boca? Dios no fue a una tienda a buscar tus piernas. Dios no fue a una tienda a buscar tu boca. Dios no fue afuera en ningún sitio a buscar todo lo que él había puesto dentro de ti. Tú hoy estás conformado por todo lo que Dios había puesto dentro de ti en ese momento de intimidad de tus padres.
Estaba todo lo necesario para tu vivir esta vida de plenitud, tus ojos salieron de adentro de ti, tu boca, tus manos, tu cerebro salió de adentro de ti. Todo lo que tú has necesitado para vivir salió de adentro de ti. Todo lo que tú has necesitado para estar vivo salió de adentro de ti. Y todo lo que tú necesitas en esta vida, ¿sabes dónde está? Está dentro de ti. Porque Dios no te va a dar vida si no te da todo lo que tú necesitas.
Yo no sé a quién le estoy escribiendo, pero deja de estar buscando afuera lo que hay adentro. Deja de estar buscando afuera lo que hay dentro de ti, comienza a darte cuenta de que todo lo que tú necesitas está dentro de ti y siempre ha estado dentro de ti.
En la medida en que nosotros conocemos a Dios, en la medida en que vamos buscándolo a Él, nos damos cuenta de que ya dentro de nosotros está todo lo que necesitamos, todo lo que nos hace falta y ahí es donde dejamos de depender del mundo, ahí es donde dejamos de depender de la aprobación de los demás.
Yo no necesito que tú me ames para yo sentirme aprobado, para yo sentirme amado. Yo me siento amado porque Él me amó conociéndome como me conoce. Tú tienes que ser alguien diferente para que tú me ames, pero él conociéndome como me conoce todavía me ama y el sello más grande de aprobación proviene del Dios Todopoderoso, a quien conozco cada día.
Y todo lo que necesito no viene de afuera, viene de adentro de mí.
En el día de hoy, hijo de Dios: esas dos preguntas tan grandes, existenciales, en tu vida solo las vas a contestar cuando lo conozcas a Él. Mientras más lo conoces a Él, te darás cuenta de que tu vida tiene sentido, te darás cuenta de que tu vida tiene propósito. Mientras más lo conoces a Él, te darás cuenta de que todo lo que necesitas ya lo puso dentro de ti, ya está dentro de ti, que todo lo que hace falta es que simplemente se manifieste.
Yo le pido a Dios en el día de hoy que cuando tú tengas el deseo de conocerlo más.
De crecer en el conocimiento de Dios, de conocerle a Él cada mañana, cada día, que tú no seas como esa generación que nunca le conoce, sino que tu vida se dedique a una sola cosa: conocerlo a Él más que ayer, que hoy te conozca un poco más que ayer, que tengas esa experiencia de vida que transforme tu ser para siempre.
Te vas a dar cuenta de que la depresión se va, la tristeza se va, el estar buscando la aprobación del resto del mundo se va, porque conoces a quien te ha dado vida, quien te ha dado propósito y, sobre todas las cosas, te das cuenta de que todo lo que necesitas está dentro de ti.

Otoniel Font
Pastor, escritor y conferencista

About Verdad y Vida

Check Also

Primeros principios de la economía bíblica (37 y 38), Vladimir Martínez

37.Afirmamos que los receptores apropiados del dar caritativo son aquellos que son incapaces de proveer …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *