Home / Opinion / El Reino del Cordero

El Reino del Cordero

En el Reino del Cordero, el que tiene debe soltar, si recibe debe dar, si se humilla será exaltado, si se hace pequeño será grande y si muere a usted mismo, encontrará la vida

/ Freepik

“Y miré, y vi que en MEDIO DEL TRONO y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero como inmolado” (Apocalipsis 5:6).
En medio del trono un Cordero, dice el apóstol Juan.
¿Qué le parece que haya un cordero en un trono?
Piense en ello, un cordero, la más indefensa de las criaturas, tan débil que le debe proteger no solo su madre, sino también un pastor, eso es lo que hace que está visión sea tan extraña.
Él Cordero está en el trono.
Él Cordero es Rey, el Cordero reina sobre todo.
Un león tendría sentido, pero no un cordero, la más indefensa de las criaturas reinando sobre el trono con todo Poder y sobre todos.
Por lo tanto, el Reino de Dios, es el Reino del Cordero.
¿Un Cordero sobre un trono?
Va en contra de como funciona el Reino animal, y los reinos humanos.
Pero Él Reino de Dios no funciona según las leyes de este mundo, sino según sus propias leyes.
Y para prosperar en Dios usted debe aprender los secretos del Reino.
En el mundo reina el que es fuerte y fiero, salvaje. Pero en el Reino del Cordero los débiles son fuertes, y los fuertes son débiles.
En el Reino del Cordero, el que tiene debe soltar, si recibe debe dar, si se humilla será exaltado, si se hace pequeño será grande, si se pierde se encontrará, si se rinde prevalecerá y si muere a usted mismo, encontrará la vida.
Así fue el Cordero, murió y encontró la vida, lo entregó todo y ha prevalecido, sobre todo, así venció el mundo.
Y si usted decidió seguir las pisadas del Cordero, usted también reinará, usted vencerá al mundo, recuerda lo que dice Juan:
…Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va. Estos fueron los vencedores, los redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero (Apocalipsis 14:4).
Viva cada día con el vivir del Cordero, suelte lo que pueda tener, muera para poder vivir, ríndase a Dios para que puedas vencer.
Mateo 5:30-45.
2ª Corintios 6:3-10.
2ª Corintios 12:9-10.
Apocalipsis 5: 6-14.

Anónimo

About Verdad y Vida

Check Also

El resentimiento te duele más que a nadie, Rick Warren

Cuando cedes al resentimiento, terminas actuando de manera autodestructiva. Te lastimas mucho más que a …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *