Home / Opinion / En contacto con Dios: Tras propósitos egoístas

En contacto con Dios: Tras propósitos egoístas

A veces nos afanamos por avanzar en una dirección incorrecta, donde la GRACIA de Dios a través de su presencia NO nos acompaña. Sin darnos cuenta caemos en una actitud tonta y necia tratando de seguir un camino, deseo o propósito personal y egoísta en contra de la voluntad de Dios para nuestra vida. El resultado inevitable es que terminamos cansados, frustrados y sin ningún logro que haya valido la pena, ¿por qué?, porque no hemos entendido lo que significa: «Esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús» (2ª Timoteo 2:1).
La GRACIA de Dios es su favor, su auxilio, o ayuda inmerecida. Esforzarse en la GRACIA no es más que poner todo nuestro empeño y dedicación por DAR LO MEJOR de nosotros mismos cuando las condiciones, por la voluntad de Dios, se dan a favor del propósito o plan que tenemos en nuestra mente y corazón… Esforzarse en la GRACIA o CORRIENTE de Dios es DAR nuestro MEJOR RENDIMIENTO cuando las puertas se nos abren para hacer en completa PAZ y LIBERTAD lo que estamos esperando y anhelando hacer.
Lamentablemente, muchas son las veces que NO entendemos esto y terminamos haciendo lo que no debemos…; nuestra corta visión espiritual nos impide discernir esos momentos en los que la CORRIENTE o GRACIA de DIOS está soplando o fluyendo a nuestro favor, para que hablemos y actuemos en función de lo que queremos y necesitamos; al final terminamos insistiendo en algo que Dios NO apoya ni aprueba para nuestra vida.
Oro intensamente e invito a orar para que el Dios que gobierna los cielos y la tierra nos ayude a ver su GRACIA inmerecida actuando a nuestro favor; y podamos eficazmente aprovechar cada uno de esos momentos en los que Él desea que nos levantemos, hablemos y actuemos en función del objetivo o propósito que nos hemos trazado y que goza de su completa aprobación. Sólo así evitaremos tanta frustración, pérdida de tiempo, dinero y esfuerzos, tratando de alcanzar OBJETIVOS EGOÍSTAS, vale decir, metas y propósitos que no cuentan o gozan con el respaldo y la aprobación de DIOS…!

Domingo Arana
Evangelista y músico
[email protected]

About redaccion

Check Also

La Iglesia, ¡la voz de Cristo en la tierra!, Manuel M. Noriega

Somos la boca de Dios en la tierra, para proclamar su verdad, voluntad, promesas, bendiciones …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.