Home / Opinion / ¿Evangélicos en el infierno?, Fernando Regnault

¿Evangélicos en el infierno?, Fernando Regnault

Freepik

“Porque es preciso que entre vosotros haya disensiones, para que se hagan manifiestos entre vosotros los que son aprobados” (1ª Corintios 11:19).
Dice la Palabra de Dios, “el justo con dificultad se salva”, y como todo lo que está escrito, es absolutamente cierto. Todos tendremos que pasar por la puerta estrecha, y transitar por el camino angosto, lo estrecho y lo angosto nos habla de que no es fácil el paso por allí. La iglesia es el redil de Dios, pero también es una prueba de Dios. Es en la iglesia donde se manifestará si de verdad hemos creído, allí seremos probados en el amor fraternal, allí junto a creyentes difíciles nuestra paciencia, y misericordia tendrá oportunidad de manifestarse. Habrá conflictos con otros hermanos, y será una oportunidad para practicar el amor y el perdón, los frutos del Espíritu tienen que manifestarse en nosotros. Pablo dice que, del resultado de esos conflictos, dependerá si entramos al reino o no, veamos dice: “Porque es preciso que entre vosotros haya disensiones, para que se hagan manifiestos entre vosotros los que son aprobados”. También se lo advirtió a los gálatas, parafraseando les dijo, que se iban a quemar en el infierno junto con quién estaban contendiendo. Veamos: “Pero si os mordéis y os coméis unos a otros, mirad que también no os consumáis unos a otros” (Gálatas 5:15).
He sabido de creyentes que asisten a la misma iglesia y están enemistados, hay quienes evitan saludar a algunos, quienes no soportan a otros. Hay quieres han tomado prestado o a crédito de otros, y no pagan sus deudas, hermanos que quiebran en pequeños negocios, porque los supuestos creyentes son tramposos y ladrones, y no pagan sus deudas. Si piensas que esto es fuerte, terminaré con la fuerte exhortación de Pablo: “¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios” (1ª Corintios 6:9-10).
¡Dios te bendiga!

Fernando Regnault
Maestro de la Palabra
www.abcdelabiblia.com

About Verdad y Vida

Check Also

El resentimiento te duele más que a nadie, Rick Warren

Cuando cedes al resentimiento, terminas actuando de manera autodestructiva. Te lastimas mucho más que a …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *