Home / Opinion / La angustia del rechazo, Ramón Tovar

La angustia del rechazo, Ramón Tovar

¿Está enfrentando el dolor de ser rechazado? El Señor le entiende y está interesado por usted, Él le ama sobremanera. Ore y cuéntele su angustia hoy

/ Freepik

Gota: “La piedra que desecharon los constructores ha llegado a ser la piedra angular” (Salmo 118:22).
… la piedra que rechazaron los constructores. Lo más probable es que se refiera al rey, cuya liberación y victoria se están celebrando, y quien ha sido objeto de menosprecio por los reyes invasores, los constructores de imperios mundanales.
Otros suponen que la piedra se refiere a Israel, nación despreciada por los poderes mundiales.
… la piedra angular. Lit., la «cabeza de esquina», ya sea la piedra angular colocada sobre una puerta (una gran piedra usada como dintel), o la gran piedra usada para anclar y alinear la esquina de una pared, o como clave de un arco (Zacarías 4:7; 10:4). Por medio de un juego de palabras el autor sugiere la idea de un «gobernante principal» (la palabra hebrea «esquina» también se usa a veces como metáfora para referirse a un líder o gobernante; véase Isaías 19:13; véanse también Jueces 20:2; 1 Samuel 14:38).
Esta piedra, desechada por los poderes mundanales, ha llegado a ser la piedra más importante dentro de la estructura del nuevo orden mundial que Dios está trayendo a Israel. Jesús se aplicó este versículo (y el v. 23) a sí mismo (lea Mateo 21:42; Marcos 12:10-11; Lucas 20:17; lea también Hechos 4:11; Efesios 2:20; 1ª Pedro 2:7).
Una de las cargas más dura que a veces nos toca enfrentar es el rechazo, ser rechazado afecta nuestra confianza y transforma todo nuestro sentido de bienestar.
Recientemente hablaba con un joven que fue a hacer sus prácticas para el quipo donde jugaba y se encontró que había sido despedido. Luego otro joven amigo me comentaba sobre su gran dolor de ser casi invisible para la dama que él pretendía. La mayoría de nosotros hemos pasado por la experiencia del rechazo.
Al oír estas y otras cosas parecidas, no puedo dejar de pensar en mi amado Señor Jesús, Él conoce el dolor del rechazo, Isaías nos dice: Despreciado y rechazado por los hombres, varón de dolores, hecho para el sufrimiento. Todos evitaban mirarlo; fue despreciado y no lo estimamos. Y Él mismo lo afirma cuando dice: El Hijo del hombre tiene que sufrir muchas cosas y ser rechazado por los ancianos, los jefes de los sacerdotes y los maestros de la ley.
Valor: Piense en esto hoy: “Debido a que Cristo fue rechazado nosotros ahora podemos ser aceptados”, somos aceptos en el Amado. ¿Está enfrentando el dolor de ser rechazado? El Señor le entiende y está interesado por usted, Él le ama sobremanera. Ore y cuéntele su angustia hoy. Lea el Salmo 23.

Ramón Tovar
Pastor y columnista
tramon63@gmail

About Verdad y Vida

Check Also

Primeros principios de la economía bíblica (31 y 32), Vladimir Martínez

Negamos que Dios desee que el gobierno civil redistribuya la propiedad tomándola del rico para …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *