Home / Internacionales / Los bautistas del sur hablan sobre el papel de los hombres en el aborto

Los bautistas del sur hablan sobre el papel de los hombres en el aborto

“Independientemente de la opinión de la cultura, que el hecho de que los hombres asuman su responsabilidad supera cualquier legislación al respecto”, dijo Magnuson

/ Freepik

(Timothy Cockes – BP).-

NASHVILLE.- Un líder de ética de los bautistas del sur está pidiendo que los hombres den un paso adelante y se responsabilicen de su conducta sexual y del papel que desempeñan cuando está sobre la mesa la decisión de abortar un bebé.
Kenneth Magnuson es profesor de ética cristiana en el Southwestern Baptist Theological Seminary y director ejecutivo de la Evangelical Theological Society.
Habló con Baptist Press sobre cómo la visión de la sociedad en general sobre el aborto ha permitido una salida fácil para los hombres irresponsables.
“Desde la decisión Casey en la década de 1990, las mujeres del país han sido moldeadas por la idea de que el aborto es un derecho. Esto hace que los hombres casi esperen que las mujeres aborten. Se ha convertido en una forma conveniente para que los hombres no den un paso al frente, y ha permitido que exista la ficción del sexo sin responsabilidad”.
Independientemente de la opinión de la cultura, dijo que el hecho de que los hombres asuman su responsabilidad supera cualquier legislación al respecto.
“Hay diferentes resultados físicos de la procreación, y esto se ha convertido en una forma de dejar a los hombres libres de sufrir las consecuencias en cierto modo”, dijo Magnuson.
“Necesitamos que los hombres sean responsables de los resultados de sus acciones. No necesitaríamos leyes si los hombres asumieran esta responsabilidad. Como mínimo, los hombres de la iglesia deberían estar informados sobre el tema y asumir la responsabilidad de los embarazos”.
Algunas de las formas prácticas en las que Magnuson dijo que los hombres cristianos pueden provocar un cambio positivo es demostrando integridad sexual, sirviendo como protectores de las mujeres en lugar de depredadores y diciendo la verdad sobre el aborto.
Ofreció ánimo a los que se arrepienten.
“Para cualquier mujer u hombre que haya estado involucrado en un aborto, esto no te define”, dijo Magnuson. “Hay perdón y la gracia de Dios está ahí. La iglesia necesita ofrecer esperanza y hacer saber a la gente que no está fuera de alcanzarla”.
El pastor Garrett Kell, su esposa Carrie y sus seis hijos.
El pastor Garrett Kell es un ejemplo de esa esperanza y perdón. Kell pastorea la Iglesia Bautista Del Ray en Alexandria, Va.
Antes de convertirse en cristiano, Kell vivió una vida que, según él, estaba marcada por relaciones que deshonraban a Dios. En una ocasión, una novia se quedó embarazada, y los dos se enfrentaron a una decisión.
“Ninguno de los dos se sentía preparado para criar a un niño”, dijo Kell. “En retrospectiva, ella quería saber si me casaría con ella y estaría allí para acompañarla a ella y al niño, y yo no estaba preparado para eso”.
Los dos decidieron abortar, pero Kell dijo que incluso como no cristiano tenía un mal presentimiento sobre la situación.
“Los dos lloramos, y creo que ni siquiera sabíamos por qué”, dijo Kell. “Creo que en el fondo sabía que había algo malo en lo que estábamos haciendo, pero ciertamente no tenía un pensamiento claro al respecto ni había considerado que se tratara de una vida. Después, me sentí culpable en mi conciencia por lo ocurrido”.
Unos meses más tarde, Kell se convertiría en cristiano gracias al testimonio de un amigo. La realidad tanto de lo que había hecho, como de lo que se le había perdonado comenzó a asentarse con el tiempo.
“Una de las cosas de las que me convencí pronto de que necesitaba pedir perdón a Dios fue darme cuenta de que había tenido un papel en el final de la vida de nuestro hijo”, dijo Kell.
“Cuanto más aprendo sobre la biología y respecto a que es una vida, más claridad tengo respecto a lo que me han perdonado. Ha sido más humilde, más aleccionador y me he endeudado más con la gracia de Dios. Hay mucha misericordia en Cristo.
“Venir a Cristo enciende la luz con respecto a este asunto. Da claridad de que no se trata de un simple procedimiento médico… se trata de acabar intencionadamente con la vida de una persona que tiene derechos”.
Habló del mal que cometen los hombres cuando se desentienden de la responsabilidad.
“Los hombres a menudo no llevan bien la responsabilidad de los resultados de sus acciones, simplemente porque el embarazo no les afecta de forma permanente y más directa como a las mujeres”, dijo Kell. “Esto puede permitirles ser débiles, poco cariñosos y cobardes. Es algo perverso”.
Kell dijo a Baptist Press que su iglesia conoce esta parte de su historia, y cree que las iglesias necesitan normalizar las conversaciones al respecto para que las personas que han pecado de esta manera puedan encontrar el perdón.
Los hombres, específicamente, necesitan modelar el amor de Cristo.
“Debería haber una voluntad general entre los hombres de ayudar, servir, ayudar, respetar y proteger a las mujeres”, dijo Kell. “El aborto es un asunto exclusivamente femenino, pero no es sólo un asunto de mujeres. La cultura tiene que ser una que no recompense la cobardía y la pasividad. Necesitamos establecer una cultura de responsabilidad entre los jóvenes para que tengan valor, ternura y amor”.
“Tenemos que discipularlos para que reflejen a Cristo en sus vidas, y Cristo siempre es bueno con su novia (la iglesia), y su amor es un amor comprometido. Creo que la forma de hacerlo es ser una iglesia que magnifique a Jesús, y que Cristo sea visto por lo que es”.◄

About Verdad y Vida

Check Also

Iglesia y escuela bíblica atacadas en Myanmar

Los cristianos de Myanmar, sobre todo en las zonas mayoritariamente cristianas, se encuentran en el …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *