Primeros principios de la economía bíblica (39 y 40), Vladimir Martínez

0
74
/ Freepik

El medio primordial para vencer la pobreza material y espiritual es el evangelismo seguido
del discipulado para establecer una creencia,
un pensamiento y una conducta consistentes
con la cosmovisión, valores y conducta cristiana

39. Afirmamos que, debido a que las cosmovisiones, valores y conductas no-bíblicas (todos efectos de la caída) son las causas primarias de la pobreza, el medio primordial para vencer la pobreza material y espiritual es el evangelismo seguido del discipulado para establecer una creencia, un pensamiento y una conducta consistentes con la cosmovisión, valores y conducta cristiana entre los creyentes y en la sociedad (Josué 1:8; Proverbios 21:5; Salmo 92:12).
Negamos que pueda alcanzarse la liberación a largo plazo de la pobreza aparte de renovar la sociedad de acuerdo al evangelio, cosmovisión, valores y conducta cristiana.

40. Afirmamos que el verdadero discipulado incluye instrucción en las doctrinas y la ética básicas cristianas, en la cosmovisión y valores cristianos, y en la práctica cristiana, y que entre los valores que han de ser enseñados en el discipulado se hallan la justicia, el amor, los hábitos de auto-disciplina que conducen a la prosperidad material y espiritual por medio del uso de los medios de gracia (la Palabra, los sacramentos, la oración, el consejo del Cuerpo de Cristo), y los medios de la prosperidad material (la planificación, el trabajo, la cooperación, el libre intercambio, el ahorro, la herencia, etc.).
Negamos que el verdadero discipulado sea nada más enseñar doctrina, piedad interna o las prácticas cristianas elementales tales como la oración, el estudio de la Biblia, el testificar y el compañerismo, aunque siempre debe incluir estos.

Vladimir Martínez
Pastor, ingeniero estructural y politólogo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí