Home / Opinion / ¿Quién está muriendo…? Harold Paredes Olivo

¿Quién está muriendo…? Harold Paredes Olivo

Se predica mucho del perdón; pero ¿quién está muriendo a su yo? Perdonar no hace alianza con fingir; es como decir que amamos a DIOS, y despreciamos a quien nos ofendió

/ Freepik

“Porque si perdonan a otros sus ofensas, también los perdonará a ustedes su Padre celestial. Pero si no perdonan a otros sus ofensas, tampoco su Padre perdonará a ustedes las suyas” (Mateo 6:14-15. NVI).
Existe una condición para que nuestro ABBA nos perdone; nosotros debemos perdonar primero a quienes nos ofenden.
Esta fórmula es una constante, no da ni una oportunidad de variación. Es decir, normalmente, nosotros presentamos argumentos para que este principio varíe a nuestro favor; pero la operación no va así, ¡gracias a DIOS!
Perdonar es morir al yo, perdonar como reyes y sacerdotes es tener fe, es arriesgarnos a volar sin ver las alas, la fe es vivir sin arneses de seguridad naturales; pero sí sobrenaturales. Fe es confiar que esa persona que hizo daño cambiará por la valentía de uno que no siguió escuchando a Satanás; por cierto, al perdonarla entramos en una seguridad celestial, en una cobertura divina; esa que jamás tendrá quien no perdona… Los hijos e hijas del Eterno, perdonamos sin miedo.
Indudablemente, ofendemos a DIOS al no perdonar. No le agradamos ni creemos que existe. La fe no es solamente creer, va mucho más allá; la palabra fe es el epitome de lo que he denominado en mi libro sobre discipulado “Fe de reino”. En otras palabras, quien perdona demuestra honestidad, humildad, fidelidad, creer, verdad y capacidad de dominio propio (gobierno).
Amados, no somos perfectos; pero sí somos perfectibles día tras día. Ganemos a los argumentos que usamos para no perdonar. Sobre todo, aquellas frases: “Quien falló fue…”, “no era de nosotros, por eso…”, “ya lo perdoné; pero…”. Si agradamos a DIOS; entonces, agradémosle más en acción.
Quien perdona demuestra un amor que vence al diablo, y celebran en el cielo. Nos agrada esta verdad: “En realidad, sin fe es imposible agradar a Dios, ya que cualquiera que se acerca a Dios tiene que creer que él existe y que recompensa a quienes lo buscan” (Hebreos 11:6. NVI). Por ello, debemos asesinar los argumentos para agradar al Maestro. Se predica mucho del perdón; pero ¿quién está muriendo a su yo? Perdonar no hace alianza con fingir; es como decir que amamos a DIOS, y despreciamos a quien nos ofendió. ¡No, así no debemos vivir en el reino que se nos asignó!
Estamos en victoria total y continua por el CRISTO de la gloria.

Harold Paredes Olivo
Pastor, comunicador y autor
haroldwjparedes@gmail.com

About Verdad y Vida

Check Also

La Biblia no contiene la Palabra de Dios, sino que es la Palabra de Dios, Fernando Regnault

Líderes que se han dejado contaminar por el diablo, dicen que la Biblia contiene la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *