Home / Internacionales / Se cae la farsa del NOM: la Antártida creció 5.305 kilómetros cuadrados entre 2009 y 2019

Se cae la farsa del NOM: la Antártida creció 5.305 kilómetros cuadrados entre 2009 y 2019

Son las conclusiones del estudio recientemente publicado en la web de la Unión Europea de Geociencias (EGU) que da al traste con el engaño de la Agenda 2030 respecto al calentamiento global

La Antártida está aumentando su capa de hielo lo cual da al traste con las afirmaciones del cambio climático, argumento que viene sosteniendo la élite globalista / Freepik

(Agencias – Verdad y Vida).-

Los estudios satelitales y científicos llevan mucho tiempo apuntando que las grandes masas de hielo se están reduciendo como consecuencia del cambio climático. El derretimiento de los polos es uno de los grandes temores de la humanidad, ya que podría hacer que se elevase el nivel del mar y generar, con ello, consecuencias devastadoras.
No obstante, un estudio publicado por la Unión Europea de Geociencias (EGU, por sus siglas en inglés) y firmado por tres investigadoras de las universidades de Leeds (Reino Unido) y Minnesota (EE.UU.) afirma que la plataforma de hielo antártica ha crecido en 5.304 kilómetros cuadrados en el período entre 2009 y 2019.
Sus autoras denuncian que en los últimos 50 años las observaciones satelitales han mostrado que las plataformas de hielo colapsan, adelgazan y retroceden; sin embargo, «hay pocas mediciones del cambio en toda la Antártida en el área de la plataforma de hielo».
Por ello, han decidido utilizar datos satelitales MODIS (espectro radiómetro de imágenes de resolución moderada) para medir el cambio de la plataforma de hielo y el área en 34 plataformas de hielo en la Antártida de 2009 a 2019. Y el resultado es sorprendente y contrario a otros muchos informes que se han publicado hasta ahora.
Durante la última década, la reducción en el área de la península antártica (6.693 kilómetros cuadrados) y la Antártida occidental (5.563 km²) ha sido compensado por el crecimiento del área en la Antártida oriental (3.532 kilómetros cuadrados) y las grandes plataformas de hielo de Ross y Ronne-Filchner (14.028 km²).
El retroceso más grande se observó en la plataforma de hielo Larsen C, donde se perdieron 5.917 km² de hielo durante un evento de desprendimiento individual en 2017, y el aumento de área más grande se observó en la plataforma de hielo Ronne en la Antártida oriental, donde un avance gradual con respecto a la pasada década condujo a una ganancia de área de 5.889 km² de 2009 a 2019.
En general, el área de la plataforma de hielo antártica ha crecido en 5.305 km² desde 2009, con 18 plataformas de hielo retirándose y 16 plataformas más grandes creciendo en área.
Las investigadoras aseguran que estos datos demuestran «la importancia de utilizar observaciones de flujo de parto variable en el tiempo para medir el cambio», ya que su trabajo muestra que las plataformas de hielo antárticas ganaron 661 gigatoneladas de masa de hielo durante la última década, mientras que el enfoque de estado estacionario estimaría una pérdida sustancial de hielo durante el mismo período.
El astrofísico serbio Milutin Milankovitch, de quien se nombra la Teoría del Clima de Milankovitch, propuso sobre cómo las variaciones estacionales y latitudinales de la radiación solar que golpean la tierra de diferentes maneras, y en diferentes momentos, tienen el mayor impacto en los patrones climáticos cambiantes de la tierra.
Milankovitch fue capaz de llegar a un modelo matemático integral que es capaz de calcular las temperaturas de la superficie de la tierra que se remontan en el tiempo, y la conclusión es simple: el clima de la Tierra siempre ha estado cambiando, y está en un estado constante de flujo debido a que no es culpa nuestra como seres humanos.
Cuando Milankovitch presentó por primera vez su modelo, fue ignorado durante casi medio siglo. Luego, en 1976, un estudio publicado en la revista Science confirmó que la teoría de Milankovitch es, de hecho, precisa, y que corresponde a varios períodos de cambio climático que han ocurrido a lo largo de la historia.
En 1982, seis años después de la publicación de este estudio, el Consejo Nacional de Investigación de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos adoptó la teoría de Milankovitch como verdad, declarando que:
… Las variaciones orbitales siguen siendo el mecanismo más minuciosamente examinado del cambio climático en escalas de tiempo de decenas de miles de años y son, con mucho, el caso más claro de un efecto directo de la insolación cambiante en la atmósfera inferior de la Tierra.
Si tuviéramos que resumir todo en una frase simple, sería esta: El factor más importante que influye en los patrones meteorológicos y climáticos en la tierra es el sol, punto. Dependiendo de la posición de la tierra con respecto al sol en un momento dado, las condiciones climáticas variarán dramáticamente e incluso crearán anomalías drásticas que desafían todo lo que los humanos pensaban que sabían sobre cómo funcionaba la tierra.
Pero en lugar de aceptar esta verdad, los “científicos” climáticos de hoy, junto con políticos izquierdistas y medios de comunicación cómplices, insisten en que no usar bolsas de supermercado reutilizables en el supermercado y no tener un vehículo eléctrico están destruyendo el planeta tan rápidamente que absolutamente debemos implementar impuestos climáticos globales como la solución.
“El debate sobre el cambio climático no tiene que ver con la ciencia. Es un esfuerzo para imponer controles políticos y económicos a la población por parte de la élite” del Nuevo Orden Mundial (NOM), escribió un comentarista en el programa de radio Hal Turner.
“Y es otra forma de dividir a la población contra sí misma, con algunos que creen en el calentamiento global provocado por el hombre y otros que no, es decir, dividir y conquistar”.◄

Infografía actual de la Antártida / FUENTE: https://tc.copernicus.org/articles/17/2059/2023/ (kindelan©eldebate.com)

About Verdad y Vida

Check Also

El líder estadounidense de Puertas Abiertas revela lo que la Iglesia occidental puede aprender de los cristianos perseguidos

Ryan Brown destaca las realidades que enfrentan los creyentes en regiones hostiles y desafía a …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *