Home / Opinion / Una vida de oración, Néstor A. Blanco S.

Una vida de oración, Néstor A. Blanco S.

Una plegaria puede ser una oración, pero la vida de oración es un compromiso de disciplina para estar en la presencia de Dios de manera consuetudinaria

/ Freepik

¿Por qué la oración de Jesús impactó a sus discípulos?, ¿fue su contenido, o fue acaso su disciplina? Hay una diferencia sustancial entre orar (a secas) y tener vida de oración.  Muchas personas pueden orar, pero, en realidad, muy pocas, tienen vida de oración. Una plegaria puede ser una oración, pero la vida de oración es un compromiso de disciplina para estar en la presencia de Dios de manera consuetudinaria; no como una rutina sino como una forma de vivir, que además se disfruta plenamente, porque, produce transformaciones.
Nadie demostró jamás un reverente respeto por la disciplina de la oración como Jesús.  Él apartaba cuidadosamente tiempo de su apretada y exitosa agenda para estar en la presencia del Padre. Sabía que la oración utilitaria, cuyo sentido es obtener favores del cielo, no es suficiente para ser un creyente victorioso. De manera que pasaba noches enteras orando, o se levantaba en las oscuras madrugadas antes de que las exigencias del día lo ocuparan.
El hecho de ser Dios mismo no lo eximía de esa búsqueda, porque al venir a la tierra, se había despojado de su gloria.  No podía usar su divinidad para facilitar su ministerio, porque su santidad inherente no se lo permitía. Si el Hijo de Dios tenía vida de oración, ¿será que nosotros podremos sacar de su ejemplo alguna lección?

Néstor A. Blanco S.
Pastor y escritor

About Verdad y Vida

Check Also

La Biblia no contiene la Palabra de Dios, sino que es la Palabra de Dios, Fernando Regnault

Líderes que se han dejado contaminar por el diablo, dicen que la Biblia contiene la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *