Home / Internacionales / World Vision: 160 millones de niños sufren el trabajo infantil en el mundo

World Vision: 160 millones de niños sufren el trabajo infantil en el mundo

La organización asegura que el efecto de la pandemia podría suponer que a esta cifra se añadan otros nueve millones de menores a lo largo de este 2022

Abuso infantil en forma de trabajo / EFE

(Evangélico Digital).-

El trabajo infantil afecta a cerca de 160 millones de niños y niñas, de entre cinco y 17 años, en todo el mundo, según World Vision. La organización, de inspiración cristiana, ha recordado esta realidad con motivo del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, que se conmemora el 12 de junio.
A esta cifra, la ONG asegura que se le podrían añadir 8,9 millones más de menores a lo largo de este año 2022, como consecuencia de la pandemia de la Covid-19, y si no se establecen estrategias de mitigación.
La pobreza es la razón principal por la que las familias envían a sus hijos a trabajar, dicen desde la organización. Una situación que impide a los menores acceder a la educación y conseguir posibilidades para romper el ciclo de pobreza. “El trabajo infantil es una violación grave de los derechos de los niños y las niñas. Durante la crisis de la Covid-19 hemos presenciado un alarmante aumento del trabajo infantil provocado por la lucha de las familias para llegar a final de mes. La situación que han vivido millones de familias ha sido desesperada y les ha obligado a tomar decisiones con consecuencias nefastas para la infancia”, asegura Charo Izquierdo, coordinadora de programas y sensibilización de World Vision.

UN 70 % DE NIÑOS QUE TRABAJAN LO HACEN EN AGRICULTURA

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), alrededor del 70 % de niños y niñas que trabajan, lo hacen en la agricultura. Desde World Vision, también alertan de que unos 79 millones de menores trabajan en condiciones peligrosas y situaciones que suponen un serio riesgo para su salud, como el transporte de cargas pesadas en la construcción o la excavación en minas.
Además, la organización también habla de casos de servicio doméstico o de trabajos forzados, como niños soldados o menores explotados en el tráfico humano y el comercio sexual. “Tenemos un gran desafío por delante que necesita financiación y apoyo por parte de todos los actores implicados, tanto organismos internacionales, como los gobiernos, las empresas y la sociedad. Apoyar los medios de vida de las familias es fundamental para romper los ciclos de pobreza y proteger los derechos de la infancia”, remarca Izquierdo.

WAKEEL Y PINKY

Wakeel es uno de los nombres que se distinguen entre las cifras del trabajo infantil. Este niño afgano de diez años trabaja como limpiabotas, recorriendo las calles de su ciudad durante once horas al día para generar ingresos a su familia. En Afganistán, dicen desde World Vision, el 50 % de las familias han enviado a sus hijos a trabajar durante el último año. Hasta la caída del gobierno en manos de los talibanes, unos 60.000 niños trabajaban en la capital, Kabul. Desde la organización aseguran que esta cifra se ha triplicado con el cambio en el ejecutivo.
La pandemia ha ocasionado que el 28 % de los hogares en Camboya se hayan visto afectados por el trabajo infantil, y en Bangladesh se ha alcanzado hasta el 34 %. Allí, Pinky, de diez años, ha tenido que abandonar la escuela para trabajar en fábricas. “No hay excusa para que esto suceda en el siglo XXI. Con una acción urgente, basada en la concienciación de los derechos de la infancia, alentando la matriculación escolar y ayudando a las familias a mejorar sus ingresos y mediante la asociación con gobiernos y empresas para prevenir el trabajo infantil, aún podemos cumplir con nuestro compromiso global de poner fin al trabajo infantil para 2025”, añade Izquierdo.◄

About Verdad y Vida

Check Also

NUEVA YORK/ Cinco mil personas adoran a Dios en Times Square

El evento, que forma parte del movimiento “Let Us Worship” (Adoremos), abarrotó la famosa y …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.