Home / Testimonios / Diablo asusta a ateo en Líbano para que tenga fe en Cristo

Diablo asusta a ateo en Líbano para que tenga fe en Cristo

“Conocer a Cristo como mi Salvador personal hizo un gran cambio en mi vida. Ahora tengo un nuevo propósito y meta en mi vida, que es el reino de Dios”, dijo Younis.

Michael Younis: “Estoy compartiendo mi testimonio y el amor de Cristo con todos mis amigos, y cómo Él puede liberarlos tal como lo hizo conmigo”

(Christian Aid – Verdad y Vida).-

Los misioneros locales en el Líbano dedicaron muchas horas a ayudar a los refugiados musulmanes de Siria, pero recientemente su atención se centró en el sufrimiento de un ateo libanés criado en una de las iglesias históricas del país.
Michael Younis (nombre cambiado por razones de seguridad) apareció en su puerta diciendo que había sufrido un encuentro espiritual con el diablo.
“Fue impactante y duro, mientras luchaba con el mismo diablo, que estaba tratando de lastimarme”, dijo Younis, quien se había vuelto ateo durante nueve años de adicción al alcohol y las drogas, que comenzó a tomar cuando tenía 15. “Yo era un hombre muerto caminando, sin meta en mi vida ni propósito alguno. Era un completo esclavo de la vida pecaminosa que estaba viviendo”.
Su altercado con el adversario se produjo una noche en particular, el 29 de marzo de 2021, y “fue especialmente aterrador porque no creía en Dios”, dijo Younis.
“Pero recuerdo bien cómo escuché otra voz, que me di cuenta que era la voz de Dios, que susurró en mi oído y ayudó a conquistar este encuentro”, dijo. “Él me encontró una salida esa noche y me dijo: ‘No tengas miedo, yo estoy contigo’”.
Su infancia en la iglesia tradicionalista le permitió recordar el Padrenuestro, que recitaba.
“Pude ver cómo el diablo caía al piso, y estaba temblando de miedo, y tan pronto como terminé mi oración, corrió tratando de huir de la habitación”, dijo Younis.
Poco después buscó a los misioneros locales, trabajadores de una iglesia que cree en la autoridad de las Escrituras. Les dijo que el encuentro le había hecho ver la realidad del mundo espiritual y la grandeza de Jesús. Oraron por la liberación completa de los espíritus inmundos y los vicios y lo llevaron a confiar en Cristo como Señor y Salvador.
“Desde entonces ha dejado de beber, consumir drogas y fumar”, aseguró el misionero.
“Conocer a Cristo como mi Salvador personal hizo un gran cambio en mi vida”, dijo Younis. “Ahora tengo un nuevo propósito y meta en mi vida, que es el reino de Dios. Mi versículo bíblico que siempre recuerdo es: ‘Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres’” (Juan 8:36).
Dijo que estaba especialmente agradecido con el pastor misionero local y los miembros de su equipo, quienes lo ayudaron a aprender a aprovechar la fuerza del Señor.
“Me siento muy dichoso de saber lo que el Señor ha hecho por mí y cómo me dio Su fuerza para poder superar toda esta oscuridad que me rodea”, dijo Younis. “Estoy compartiendo mi testimonio y el amor de Cristo con todos mis amigos, y cómo Él puede liberarlos tal como lo hizo conmigo. Agradezco a todos los que estuvieron a mi lado y me apoyaron y todavía están a mi lado”.

SALVANDO REFUGIADOS

Younis se enfrentó cara a cara con el reino espiritual 10 años después de que las protestas masivas en 2011 condujeran a la guerra civil en Siria, matando a cientos de miles de personas, desplazando internamente a 6,2 millones y expulsando a otros 5,6 millones como refugiados al Líbano y otros países.
“Es posible que una generación de niños y jóvenes nunca se recupere de su trauma”, dijo el líder del ministerio local en el Líbano. “Aunque el conflicto podría estar llegando a su fin, la crisis afectará la vida de cientos de miles durante muchos años”.
Las vidas de los refugiados en el Líbano están marcadas por más miseria cada día. Mientras siguen sirviendo a muchos libaneses que suspiran bajo estructuras económicas y políticas colapsadas, los misioneros locales continúan ayudando a los refugiados con alimentos, atención médica, vivienda, agua potable y acceso a educación y capacitación vocacional de calidad, entre otros servicios, dijo.
En el transcurso de seis meses, 560 niños refugiados se matricularon en los dos centros educativos del ministerio; 50 hogares de refugiados recibieron asistencia médica; 45 mujeres refugiadas se beneficiaron de un programa de alfabetización de adultos; 2.500 hogares de refugiados recibieron kits de higiene para ayudarlos a protegerse contra el COVID-19; y 8.821 familias de refugiados recibieron alimentos.
Muchos refugiados han llegado a la fe salvadora en Cristo en el curso de estos alcances, tanto adultos como niños fortaleciendo su fe en el entrenamiento de discipulado del ministerio. Al mismo tiempo, los alcances evangelísticos han continuado. En un evento, una mujer siria y su prima, ambas drusas, se sintieron conmovidas por un mensaje sobre cómo comprometerse con Cristo y caminar en el Espíritu Santo, y ambas entregaron sus vidas al Señor.
“Tan pronto como regresaron a casa, ambas decidieron compartir el mensaje con sus esposos y cómo Cristo tocó sus vidas”, dijo la líder. “Los esposos respondieron abriendo sus corazones a Cristo y se hicieron creyentes. Ahora ambas familias asisten regularmente a nuestra escuela de formación”.
Un ateo que se había criado como musulmán visitó un curso de discipulado porque su madre se había convertido y estaba participando.
“Él asistió por curiosidad”, dijo el líder. “El tema era del primer capítulo del Evangelio de Juan, sobre cómo el Verbo era desde el principio y el Verbo era Dios, y cómo Dios desde el principio hizo todo. El mensaje lo conmovió y pronto se convirtió en un creyente comprometido, y asiste a los grupos de capacitación”.◄

About Verdad y Vida

Check Also

Joven pakistaní de 17 años lleva a toda una aldea musulmana a Jesús

En total, 60 personas en el pueblo aceptaron a Jesús, incluidos los principales líderes, incluso …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.