Home / Opinion / El cataclismo universal que vendrá, Fernando Regnault

El cataclismo universal que vendrá, Fernando Regnault

Es momento de hablar verdad unos con los otros, tenemos que prepararnos para los malos tiempos, desechar los falsos profetas que profetizan tiempos de prosperidad y de bendiciones

Inundación de la ola del tsunami destruye el arte generativo del edificio de la ciudad por IA / Freepik

“Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas” (Lucas 21:25).
Desde hace un tiempo, está en la atención de todo el mundo el calentamiento global, atribuido a diversas causas. Pero no es otra cosa que una profecía bíblica en pleno cumplimiento, dice la Palabra que el sol aumentará su calor siete veces, dice así: “Y la luz de la luna será como la luz del sol, y la luz del sol siete veces mayor, como la luz de siete días, el día que vendare Jehová la herida de su pueblo, y curare la llaga que él causó” (Isaías 30:26).
La ciencia ha comunicado en estos días que hemos tenido los años más calientes de que se tiene registro en la historia. Las señales de la luna también están pasando desapercibidas, pero es la luna con su fuerza de gravedad sobre la tierra, que determina las estaciones, las mareas y muchas cosas más. Todos sabemos, que todo lo que conocíamos como normal en la naturaleza, ya no lo es, ahora llueve cuando no se espera, hace frío en verano y cae nieve en los desiertos.
Pronto oiremos de grandes bramidos o ruidos extraños provenientes del mar, los cuales no tendrán explicación, además de olas que de repente inundarán pueblos, sin ninguna explicación aparente. Grandes olas repentinas, inundaron instalaciones militares de Estados Unidos en las islas Marchall, no había tormenta ni terremotos. Esto ha estado pasando en varias partes del mundo y no se le ha dado la importancia debida. Esto traerá según dice nuestro texto inicial: “en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas”. Cuando hay angustia colectiva, siempre hay ola de suicidios, accidentes, y violencia causados por el estrés.
Pero no es todo, continúa diciendo la Palabra: “desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas” (Lucas 21:26). Podemos imaginar el caos que vendrá, los científicos no tendrán explicación, lo que pensaban que sería en millones de años, está ocurriendo ahora, el mundo se cae a pedazos.
La palabra: “desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra”, es como perder toda esperanza, como tener como única expectativa la destrucción. Pero para los creyentes, aparecerá el sol de justicia, porque dice: “Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en una nube con poder y gran gloria” (Lucas 21:27). La Iglesia fiel y temerosa de Dios, no verá estas cosas, sino que será guardada por el Señor Jesús.

TIEMPOS DE GUERRA, DOLORES DE PARTO

“Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores” (Mateo 24:7-8).
Es costumbre en la iglesia moderna, ponerle un propósito al año, algo así como: “Este es el año de la conquista”, y otros por el mismo estilo. Pero la realidad es que estamos en tiempos finales y están sonando tambores de guerra en todo el mundo. Recientemente, un alto oficial de la OTAN, que es un pacto entre 31 naciones, como Estados Unidos, Inglaterra, Francia, y toda la Unión de países europeos. Pacto para defenderse unas a otras, de cualquier agresión de Rusia, China, India; estas naciones anunciaron los ejercicios militares, más grandes desde la segunda guerra mundial. Pero no sólo esto, este alto oficial hizo un llamado a la población civil de occidente, para que se prepare para la guerra, esto es inédito, nunca antes se había hecho algo así.
Ahora mismo hay focos de conflicto en Ucrania, en Corea del Norte y del Sur, en el Medio Oriente, y cualquiera de ellos puede en cualquier momento escalar a grandes proporciones. También la OMS está advirtiendo sobre pestes y nuevas pandemias, hay un gran brote de sarampión afectado a varias naciones. Todo esto sabemos que está profetizado en la Biblia, y aún cosas mayores vendrán.
Es momento de hablar verdad unos con los otros, tenemos que prepararnos para los malos tiempos, desechar los falsos profetas que profetizan tiempos de prosperidad y de bendiciones. Cuando estamos armados con estos pensamientos, nadie nos moverá de nuestra posición en Cristo, estaremos firmes en la roca, y confiados en su Palabra.
Es tiempo de que la sal de la tierra se haga sentir, es tiempo de hacer sentir nuestro ministerio de intercesión, es tiempo de santificarse para encontrarnos con Dios.
¡Dios te bendiga!

Fernando Regnault
Maestro de la Palabra
www.abcdelabiblia.com

About Verdad y Vida

Check Also

Todos contra todos, Harold y Mileidy Paredes

En DIOS siempre hay solución, la esperanza está viva cuando confiamos en Él; el diablo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *