Home / Suplemento 25 Aniversario / El tiempo pasa, pero la Reforma debe continuar

El tiempo pasa, pero la Reforma debe continuar

[quote arrow=»yes»]«Hoy se hace imprescindible una reforma espiritual y ante los retos y desafíos de un mundo que se aleja cada vez más de Dios y su Palabra, como cristianos debemos plantearnos nuevamente, lo que yo llamo “Las Cinco Solas Modernas”[/quote] Este año 2017 se cumplen cinco siglos desde que Martín Lutero, monje y profesor de teología, clavara sus 95 tesis en la puerta de la iglesia del castillo de Wittenberg en Alemania.  Fue un suceso que, yo particularmente considero que fue un avivamiento por la Palabra de Dios.

Este avivamiento permitió la difusión de Palabra de Dios en lenguajes e idiomas del pueblo y defendió su interpretación científica, sin imposición dogmática. Se reconoció en la Biblia su autoridad como norma de fe y promovió su lectura y meditación como fuente de iluminación y dirección personal. Muchos se convirtieron a Jesucristo, al lograr acceder a la Palabra de Dios y comprender la gran diferencia entre el oscurantismo y los dogmas religiosos versus la verdad de Dios y su plan redentor revelado en la Biblia.

En ese tiempo, Dios usó a Europa para llevar el Evangelio de Jesucristo a América, África y Asia. Considero que todo genuino avivamiento o reforma está caracterizado por arrepentimiento, conversiones e impacto en las naciones.

Como pastor y misionero estoy ministrando en Europa y he tenido la oportunidad de servir en Alemania, la tierra que Dios escogió para iniciar lo que los historiadores llamaron la Reforma Protestante. He sido testigo de la actual necesidad espiritual, no solo en Alemania sino en toda Europa, de un nuevo avivamiento por la Palabra de Dios y los dones del Espíritu Santo.

Actualmente el oponente más peligroso del evangelio en Europa no es el Islam. El mayor desafío es la incredulidad europea, el ateísmo y agnosticismo, que está creciendo mucho más rápidamente que la fe evangélica. En los últimos 10 años, uno de los miedos más extendidos a nivel global ha sido la posibilidad de que algún tipo de gripe aviar se extendiera por todo el mundo e infectara a millones de personas. Pero esto es algo que ya ha ocurrido a nivel espiritual: los países en vías de desarrollo se han contagiado del mortal virus europeo de la incredulidad.

Creo que los movimientos migratorios desde América Latina y países africanos con fe evangélica a Europa están siendo usados por Dios para despertar el avivamiento europeo, como cosecha antes del arrebatamiento de la Iglesia.

La Reforma debe continuar

Durante los últimos 500 años, la mayoría de los movimientos líderes provenían de Europa. El Renacimiento, la Reforma, la Ilustración, la Revolución Científica, la Educación Superior (la universidad y las nuevas disciplinas académicas), el Marxismo, el Nazismo y el Post-Modernismo han tenido sus raíces en Europa y han dominado las culturas modernas, han causado guerras mundiales, han forjado ideologías en países que controlaban a millones de personas y han formado generaciones de líderes.

Hoy se hace imprescindible una reforma espiritual y ante los retos y desafíos de un mundo que se aleja cada vez más de Dios y su Palabra, como cristianos debemos plantearnos nuevamente, lo que yo llamo “Las Cinco Solas Modernas”.

Sola Scriptura: volver a la pureza de la Palabra de Dios y aplicarla a nuestra realidad. Vencer las falsas corrientes teológicas que se mueven en el ámbito evangélico, que mucho daño están haciendo, y proclamar la verdad del evangelio en palabra y testimonio de vida.

Sola Gracia: solo la gracia de Dios es suficiente. Basta de las fórmulas o de las mal llamadas nuevas revelaciones para conseguir una vida espiritual en plena comunión con Dios. No debemos esclavizarnos a la filosofía de méritos, “tanto tienes, tanto eres bendecido”.

Sola Fe: no la fe puesta en nuestra propia fe, sino en Cristo y su Palabra. Porque sin confianza en Dios es imposible construir sociedades saludables y justas. Porque los justos viven por la fe, confiando. No en el orgullo de creernos los mejores, sino reconociendo nuestras limitaciones humanas y descansando en el amor de un Dios que se ha entregado a sí mismo por nosotros.

Solo Cristo: no hay sustituto. El evangelio debe ser cristocéntrico superando barreras denominacionales y aún aquellos peligros que con la excusa de no ser denominacional están en una extrema independencia y han perdido el norte. Las tradiciones, los formalismos y las normas de hombres no pueden silenciar al Cristo anunciado, encarnado, manifestado, revelado y que vendrá en gloria.

Solo a Dios la Gloria: la gloria solo le pertenece a Dios. Es el Señor quien debe ser glorificado y honrado. Él debe gobernar en la Iglesia por medio de su Palabra y su Espíritu. Dios es soberano y gobierna sobre cielos y la tierra.

George Laguna

[quote][icon type=»vector» icon=»momizat-icon-user4″ size=»32″ hover_animation=»border_increase» ]El Lcdo. George Laguna es Pastor y Maestro de la Palabra. Es Ministro de las Asambleas de Dios de Venezuela (Falcón), periodista, locutor, destacado articulista y docente universitario. Es corresponsal desde Europa del Quincenario Cristiano Verdad y Vida (Venezuela) y colaborador de Actualidad Evangélica (España). Actualmente está integrado a la Federación Asambleas de Dios de España, donde es pastor y misionero fundador en una iglesia local al norte del país. Está casado con Esther Arteaga y tiene una hija, Isabella.[/quote]

About redaccion

Check Also

Martín Lutero y la Reforma Protestante

[quote]Cualquier enseñanza que no se encuadre con las Escrituras, debe ser desechada, aunque haga llover …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.