Home / Testimonios / Ex estrella de Disney habla sobre el vacío de la fama y cómo tuvo un encuentro con Dios

Ex estrella de Disney habla sobre el vacío de la fama y cómo tuvo un encuentro con Dios

“Si podemos creer en Dios y tener fe, estamos en el camino correcto, para que nadie pueda deshacernos. Seremos inquebrantables en el Señor”, señaló McGill

Jennifer McGill, después de una vida de sufrimiento, regresó a Dios

(Acontecer Cristiano).-

La ex estrella de Disney disfrutó de la fama, pero la llevó por caminos equivocados y la hundió en el pecado. Solo en Jesús encontró el propósito para su vida y la verdadera paz que necesitaba.
Jennifer McGill fue una estrella destacada en “The New Mickey Mouse Club”. Ya había ganado muchos concursos de talentos cuando era niña.  A los 11 años, hizo una prueba de actuación con miles de niños y fue elegida.
“Estábamos saltando y gritando. Yo estaba como, ‘Mamá, ¿de verdad, de verdad? ¿Lo que esto significa?’ Ni siquiera sabíamos lo que significaba. Simplemente sabíamos que tenía el trabajo”, recordó.
“No entendíamos que iba a ser un cambio completo en nuestras vidas, que nos íbamos a mudar a Orlando, que este sería un trabajo que en realidad duraría más de siete años”, continuó.
Durante los siete años en el programa, Jennifer ha actuado con varias estrellas emergentes como Britney Spears, Christina Aguilera, Justin Timberlake y Ryan Gosling.
Pero durante la escuela secundaria y sus últimos años en el programa, Jennifer comenzó a experimentar la cruel realidad del mundo del espectáculo. “La producción me pidió en secreto que no aumentara de peso, y eso realmente me traumatizó”, dijo.
Jennifer comenzó a comprender que no importaba lo bien que cantara o lo hermoso que fuera su rostro, si su cuerpo no encajaba con el patrón establecido, saldría de la nada.
Jennifer ha sido cristiana desde los ocho años y nunca antes se había puesto a prueba su fe. Sabía que Dios tenía el control de su vida, pero no entendía lo que sucedía a su alrededor.
Incluso escuchó de su representante que necesitaba perder 20 kilos, aunque no estaba gorda. “Sabía la grandeza de Dios, pero pensé que tal vez Él no estaba conmigo en ese momento”, reflexionó.
Con muchas dudas y baja autoestima, Jennifer continuó con su carrera como artista musical. Los productores la rechazaron, diciendo que “parecía demasiado vieja” o “demasiado articulada”.
Así que Jennifer se puso a trabajar en el teatro musical y prosperó con las actuaciones en directo. “Quería llamar la atención del público. Pero cuando salimos del escenario, solo supe cuestionar si el vestido me quedaba bien o si estaba perdiendo peso”, mencionó.
Se alejó de Dios y comenzó a llamar la atención de los hombres. En esta etapa, Jennifer comenzó a beber y, a través del alcohol, se sintió más segura y relajada. “Éramos solo yo y el mundo. Durante mis momentos más oscuros, no escuché a Dios”, reconoció.
Después de una vida de sufrimiento, regresó a Dios. “Todo el propósito original y la razón por la que Dios me hizo empezaron a regresar. Empecé a oírle llamarme de nuevo. Así que me arrodillé y dije: ‘Señor, hice todo mal. Elegí mal, me metí en este lío. Es mi culpa y nunca quiero tomar una decisión sin Ti’”, oró.
En ese momento, Jennifer entregó su corazón en las manos de Dios y le pidió que la rescatara. “Ponme en un lugar de sanación, en un trabajo donde pueda glorificarte”, pidió. Después de su decisión, Jennifer supo que era hora de hacer otros cambios en su vida.
En solo un mes, ya estaba trabajando en una iglesia y consiguió un trabajo en Holy Land Experience. Actualmente, Jennifer es cantante. Su álbum debut se llama “Unbreakable”.
“Si podemos creer en Dios y tener fe, estamos en el camino correcto, para que nadie pueda deshacernos. Seremos inquebrantables en el Señor”, explicó.
Hoy Jennifer tiene una nueva vida, se casó y tiene una familia, y junto a su esposo Jeff viven en Tennessee. Jennifer todavía disfruta actuando, pero ahora contando lo que Jesucristo ha hecho en su vida.◄

About Verdad y Vida

Check Also

Joven musulmán enfrenta crisis de fe en el mundo árabe

“Empecé a leer el evangelio de Mateo en línea y me enamoré del Señor Jesús …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *