Home / Opinion / La Palabra de Dios confronta, Fernando Regnault

La Palabra de Dios confronta, Fernando Regnault

Muchos pastores temen predicar sobre el pecado y confrontar a los creyentes con la Palabra, porque son rebeldes y se van a otra iglesia, no actúan como ovejas, sino como chivos

“Porque cinco maridos has tenido, y el que ahora tienes no es tu marido; esto has dicho con verdad” (Juan 4:18).
En ninguna parte del Nuevo Testamento encontramos a Jesús hablando trivialidades, cosas carentes de importancia. Su Palabra siempre confrontó a todos; a la mujer samaritana, no le dijo que todo estaba bien, esperando que ella se diera cuenta de su pecado. Le dijo “Ve, llama a tu marido, y ven acá”, poniendo el dedo en la llaga, y cuando ella le dijo: “no tengo marido”, el Señor Jesús respondió: “Bien has dicho: No tengo marido; porque cinco maridos has tenido, y el que ahora tienes no es tu marido; esto has dicho con verdad” (Juan 4:17).
Cuando Nicodemo vino a Jesús, lo primero que le dijo el Señor fue: “Si no nacieres de nuevo, no puedes ver el reino de los cielos”, y más delante le dijo: ‘¿Eres tú maestro de Israel, y no sabes esto?’” (Juan 3:10).  A los religiosos fariseos les dijo: “Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, cuando dijo: Este pueblo de labios me honra; mas su corazón está lejos de mí” (Mateo 15:7-8).  Jesús explicó esto de la siguiente manera: “No puede el mundo aborreceros a vosotros; mas a mí me aborrece, porque yo testifico de él, que sus obras son malas” (Juan 7:7).  Por eso mataron a Jesús, por decirle la verdad a la gente, porque confrontaba a la gente con la Palabra de Dios.
En cambio, la iglesia hoy sólo quiere oír mensajes de aliento y de motivación. Muchos pastores temen predicar sobre el pecado y confrontar a los creyentes con la Palabra, porque son rebeldes y se van a otra iglesia, no actúan como ovejas, sino como chivos. La mayoría de las iglesias no confrontan al mundo, sino que buscan reconocimiento y aceptación, buscando congraciarse. Es una corriente mundial, pero cuidado, Jesucristo les dijo a sus discípulos: “¡Ay de vosotros, cuando todos los hombres hablen bien de vosotros! porque así hacían sus padres con los falsos profetas” (Lucas 6:26). También dijo el Señor Jesús: “Acordaos de la palabra que yo os he dicho: El siervo no es mayor que su señor. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán; si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra” (Juan 15:20).
¿Será que realmente estamos siguiendo a Cristo? Tenemos que respondernos a nosotros mismos esa pregunta.
¡Dios te bendiga!!!

Fernando Regnault
Maestro de la Palabra
www.abcdelabiblia.com

About Verdad y Vida

Check Also

La Biblia no contiene la Palabra de Dios, sino que es la Palabra de Dios, Fernando Regnault

Líderes que se han dejado contaminar por el diablo, dicen que la Biblia contiene la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *