Home / Suplemento 22 Aniversario / Mario de la Concepción: El aborto como enemigo de la familia

Mario de la Concepción: El aborto como enemigo de la familia

(Verdad y Vida – REDACCIÓN).-

Una familia está compuesta por padres e hijos. Si bien es cierto que pueden ser uno o varios hijos, al carecer de alguno de estos componentes, el núcleo familiar no existe o queda incompleto si alguna vez lo hubo.
Sobre este tema, consultamos con el doctor Mario de la Concepción, gineco-obstetra y pastor de una congregación. Para él, el problema de la familia es que ha perdido «los principios de autoridad que Dios ha puesto. Dios estableció que hay un padre, que hoy en nuestra sociedad se ve ausente en muchas familias, motivo por el cual, la madre ha tenido que salir a la calle cumpliendo el rol del padre», explicó.
El hecho de que las familias no tengan una buena base, un fundamento, va a generar «todo un descalabro en cuanto a la formación de la sociedad», establece. «Si la familia está desintegrada, no hay valores y nos olvidamos de Dios, estamos mal», agregó el doctor.
En el caso de los hijos, la familia actual busca jugar el papel de Dios al impedir que un bebé venga al mundo una vez concebido. Desde su servicio al Señor a través de la consejería de parejas, percibe a la familia «como el propósito de Dios para la humanidad». Dios ha establecido desde el Génesis, a la familia y le puso a cada integrante de la familia un rol, considero que si Dios se ha esmerado tanto en explicar qué es la familia, cómo funciona, cómo debe establecerse lo que cada quien dice y hace dentro del ámbito familiar, quiere decir que Dios está interesado en que la familia funcione», sentenció.

¿Qué puede decirnos del aborto, es un asesinato, una evasión de responsabilidad?
– El aborto existe desde hace mucho tiempo, sin embargo, hoy por hoy, con el acceso de medicamentos que pueden favorecer o facilitar el aborto, se ha visto con más frecuencia que ellos puedan provocar el aborto. Para mí, es un asesinato, es quitarle la vida a un ser que tiene vida y tiene el mismo derecho un ser que no ha nacido pero que ya está concebido, a aquel que tiene 50 años. Entonces yo por eso, soy anti aborto.
Se lamenta por conocer a profesionales del ejercicio que se prestan a esta tarea y que probablemente tienen sus arcas llenas de dinero, pero de un dinero que a una persona con temor de Dios no lo dejaría reposar en paz y tener la conciencia tranquila.
Sin embargo, el doctor establece que por los avances de la ciencia, las complicaciones de un aborto se han reducido, por lo que las mujeres optan por realizarse abortos cuando sus métodos anticonceptivos fallan o cuando sencillamente, no siguieron la voluntad de Dios al cumplir los principios bíblicos.
Dejó en claro que el aborto no es un método «contraceptivo, sino anti-natura, va en contra de la natalidad, contra el nacimiento de un bebé que ya fue concebido. Hoy por hoy, existe cualquier cantidad de métodos anticonceptivos, por lo que no justifico que lleguemos a estar provocando abortos, que para mí, es un asesinato».
En cuanto al aborto como evasión de la responsabilidad paternal, el doctor comentó que ese es otro motivo, pero considera que el temor o el miedo ‘al qué dirán’ también influye en la decisión. «A mi juicio, y es lo que vivo a diario aquí, muchas jóvenes han llegado con la intención de provocarse un aborto y terminan los padres viniendo a las últimas consultas, los abuelos viniendo a las últimas consultas y el bebé naciendo en una familia que se ha integrado. Entonces yo creo que de alguna u otra manera, la Iglesia desde su punto de vista, el profesional de la salud desde su punto de vista, los comunicadores sociales desde su punto de vista, deben bombardear a la sociedad de valores y principios que nos van a permitir crecer como sociedad unida y no caer en el facilismo, en la práctica de antivalores».

¿Hay algún caso donde sea correcta la práctica del aborto?
– Ninguno porque Dios es tan sabio que Él, en la mayoría de los abortos espontáneos que ocurren, son por alteraciones genéticas, o sea, que la mayoría de aquellos bebés que son concebidos y que vienen con alteraciones genéticas que no son compatibles con la vida, la pérdida ocurre en el primer trimestre del embarazo y a eso lo llamamos aborto espontáneo.
Sobre este tipo de abortos, establece que ocurren de manera natural y que no es por voluntad de la madre o del padre del feto. La intervención de un médico en este caso sería únicamente para limpiar los residuos que produce la pérdida y asegurarse de que la mujer esté sana y bien curada para una próxima gestación, es decir, tampoco el médico ejerce su voluntad sobre esa vida.

¿Qué repercusión puede haber en niños o personas que en un principio iban a ser abortados, pero que no lo fueron?
– Pienso que no repercute siempre y cuando una vez nacido no se haga mención de la intención que hubo en un principio. Pero si se menciona, por supuesto que sí, porque se sienten que son rechazados.
Ante el rechazo, el amor de Dios es la única solución para estos casos, por lo que la recomendación sería criar a ese niño bajo principios y valores cristianos para que pueda sentir el amor del Padre celestial.

¿Qué consecuencias espirituales trae el aborto para la mujer y el hombre?
– Los involucrados serían unos asesinos y un gran cargo de conciencia es lo primero que aparece. Existe un trauma post-aborto, mujeres que quedan traumatizadas porque de una u otra manera piensan que ellas asesinaron a sus hijos. A menos que la moral esté por el suelo y tan deteriorada que no les importe lo que hicieron, pero creo que son poquitas las que actúan de esa manera.
Parte de las consecuencias espirituales se centran en la apertura de puertas negativas por haber pecado; dicen las Sagradas Escrituras que «la paga del pecado es muerte» (Romanos 6:23).

¿Cómo ayuda o beneficia a la familia conforme a Dios su ministerio o área específica de trabajo?
– Nosotros damos conferencias a las familias. Dios nos ha permitido, no solamente en la isla de Margarita sino fuera de ella, llevar talleres para la familia, talleres de sexualidad, dirigido a los jóvenes. También damos consejería en la congregación. Estamos abiertos a recibir a todas las personas que quieran tener una asesoría.

Sobre Mario de la Concepción
El doctor Mario tiene 38 años como hijo de Dios, nueve de ellos respondiendo a su llamado pastoral en el Centro Evangelístico Bitinia, en Porlamar, estado Nueva Esparta; donde junto a su esposa, Keila, se han dedicado a dar consejería a las parejas, charlas y talleres a grupos de hombres, mujeres y adolescentes, sobre temas como sexualidad, matrimonio, planificación familiar y otros. En el ejercicio de su carrera como médico especializado en ginecología, aprovecha para ayudar a las mujeres, esposos y familiares a encontrar la salvación en Cristo Jesús.

El aborto es considerado un asesinato, bien sea por miedo o por evadir una responsabilidad, es una vida con la que se acaba
El aborto es considerado un asesinato, bien sea por miedo o por evadir una responsabilidad, es una vida con la que se acaba

About redaccion

Check Also

Luis y Hannia Fernández sobre el divorcio: La división, enemiga de la familia

(Verdad y Vida – REDACCIÓN).- El divorcio es la ruptura legal de un matrimonio, mas …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.