Orar nunca ha sido fácil

1
14
/ Freepik

Orar nunca ha sido fácil. Hay muchos creyentes que desean tener un tiempo de intimidad con Dios porque intuyen que eso es bueno y agrada al Señor; sin embargo, se les hace difícil orar, así que pronto se desaniman y abandonan porque descubren que la práctica de la oración tiene evidentes dificultades naturales que no se experimentan en ninguna otra de las disciplinas devocionales.  Cuando alguien pretende tener un encuentro en oración íntima y personal, surgen de inmediato algunas de las siguientes dificultades: Sueño, cansancio, falta de concentración, llaman a la puerta, timbra el teléfono, un bebé llora, hay miedo, aparecen dolores, llegan visitas inesperadas, etc. Pero si usted decide ver una película, leer la prensa, disfrutar de su programa favorito en TV, o descansar en una playa; ninguna de estas situaciones aparece.
¿Se ha preguntado alguna vez cuál es la razón de todos esos acontecimientos? Se lo diré en términos coloquiales: Eso ocurre porque su oración causa terror en el mundo de las tinieblas.
Un gran hombre de oración, el puritano Samuel Chadwick, lo expresó así: “La preocupación principal del diablo es impedir la oración de los cristianos. Él no le teme gran cosa a los estudios, tampoco hace caso a nuestros programas, ni a la religión que se caracteriza por la falta de oración. Él se ríe de nuestro trabajo, se burla de nuestra sabiduría, … Pero ¡TIEMBLA cuando oramos!”.

Néstor A. Blanco S.

Artículo anteriorVale la pena pasar pruebas 
Artículo siguienteSeducido
Pastor, teólogo, docente, locutor, escritor, autor de los libros Una Cita en el Altar, Lluvia Sobre la Hierba y Radiografías del Alma, además de numerosas publicaciones para la prensa cristiana, así como de material de crecimiento espiritual para la iglesia. Nacido en Caracas, Venezuela, actualmente reside en Santo Domingo, República Dominicana. Está casado con Rafaela Flores y es padre de dos hijos, Néstor Rafael y Néstor Alejandro.

1 COMENTARIO

  1. Dios te bendiga Pastor Néstor Blanco, agradecida a Dios por todo lo que ha ido aprendiendo a través de sus comentarios prédicas y libros que ha publicado el Concilio CEMIVE le recuerdo siempre con mucho cariño saludos de parte del Pastor Carlos Duerto soy la Pastora Zoraida Milano.
    Que tenga mucha salud y paz

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí