Home / Opinion / ¿Por qué grita la gente?, Miguel Ángel León R.

¿Por qué grita la gente?, Miguel Ángel León R.

Mientras más enojados estén, más fuerte tendrán que gritar para escucharse uno a otro a través de esa gran distancia

/ Freepik

Un sabio preguntó a sus discípulos lo siguiente:
– ¿Por qué la gente se grita cuando están enojados?
Los discípulos pensaron uno momento y respondieron:
– Porque perdemos la calma, dijo uno, por eso gritamos.
– Pero ¿por qué gritar cuando la otra persona está a tu lado?, preguntó una vez más.
– ¿No es posible hablarle en voz baja?
– ¿Por qué gritas a una persona cuando estás enojado?
Ellos dieron algunas otras respuestas, pero ninguna de ellas satisfacía al maestro.
Finalmente, el sabio explicó:
– Cuando dos personas están enojadas, sus corazones se alejan mucho.
Para cubrir esa distancia deben gritar, para poder escucharse.
Mientras más enojados estén, más fuerte tendrán que gritar para escucharse uno a otro a través de esa gran distancia.
Luego preguntó:
– ¿Qué sucede cuando dos personas se enamoran?
Ellos no se gritan, sino que se hablan suavemente.
¿Por qué?
Sus corazones están muy cerca. La distancia entre ellos es muy pequeña.
Cuando se enamoran más aún, no hablan, solo susurran y se vuelven aún más cerca en su amor.
Finalmente, no necesitan siquiera susurrar, solo se miran y eso es todo.
Así es cuando dos personas se aman.
Luego el sabio concluyó:
– Cuando discutan no dejen que sus corazones se alejen, no digan palabras que los distancien más, llegará un día en que la distancia sea tanta que no encontrarán más el camino de regreso.
“La respuesta suave quita la ira; más la palabra áspera hace subir el furor”.
El que ama prefiere sufrir el agravio, antes que distanciar su corazón de la persona que ama, solo el amor puede apagar el fuego impetuoso del enojo.
A la verdad; todos nos enojamos, el problema no está en el enojo, sino en el ego que demanda tener la razón, el espíritu de donde surge el amor no necesita tener la razón y siempre está presto a perdonar a quien ama.
La clave nos la dio Jesucristo: “No permitas que el sol se ponga sobre tu enojo”.

Miguel Ángel León R.
Apóstol, psicólogo y escritor

About Verdad y Vida

Check Also

La Biblia no contiene la Palabra de Dios, sino que es la Palabra de Dios, Fernando Regnault

Líderes que se han dejado contaminar por el diablo, dicen que la Biblia contiene la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *