Home / Opinion / Antes del quebrantamiento, Eduardo Padrón

Antes del quebrantamiento, Eduardo Padrón

Ser humillado o exaltado, ganador o perdedor, instrumento de Dios o de la carne dependerá de la actitud que le preceda

/ Freepik

“Antes del quebrantamiento se eleva el corazón del hombre, y antes de la honra es el abatimiento” (Proverbios 18:12).
Lo que nos enseña nuestro proverbio es algo que tarde o temprano sucederá a los hombres: unos serán quebrantados y otros serán exaltados. No habrá puntos medios como todo lo que es de Dios.
Varias versiones traducen «quebrantamiento» como ruina, caída, destrucción, fracaso. Nada esperanzador. Al soberbio no le espera otra cosa. Su corazón encallecido y ciego no advierte su caída. Sin embargo, el engreimiento del «corazón del hombre» no siempre es una soberbia enconada, puede ser ocasional, pero suficientemente fuerte para engordar el ego; así se cumple la ley: «primero viene el orgullo y luego el fracaso» (NBD). Ya sabemos que el reconocimiento, un logro o una alabanza ensoberbecen a unos cuantos. Agustín dijo: «La soberbia no es grandeza, sino hinchazón; y lo que está hinchado parece grande, pero no está sano».
Pero la honra viene después del abatimiento. Algunas versiones traducen humildad. Y debe ser lo correcto. Solo el humilde es exaltado. Aquel que no se jacta de su saber y logros, quien nunca opaca el brillo de otros. El Salmo 138:6 enseña que Dios «atiende al humilde, mas mira de lejos al altivo».
Ser humillado o exaltado, ganador o perdedor, instrumento de Dios o de la carne dependerá de la actitud que le preceda.
Cuando le preguntaron a Francisco de Asís por qué pudo realizar tanto trabajo, contestó: Sucedió que un día miró Dios hacia la tierra y se dijo: ¿Dónde podré encontrar el hombre más débil y más pequeño? Me vio a mí y se dijo: “Lo he encontrado. Trabajaré por medio de él. No podrá sentirse orgulloso. Verá en todo momento que sencillamente yo lo uso porque es un insignificante”. ¿Qué piensas de eso?

Eduardo Padrón
Pastor, comunicador y escritor
edupadron@gmail.com

About Verdad y Vida

Check Also

Primeros principios de la economía bíblica (37 y 38), Vladimir Martínez

37.Afirmamos que los receptores apropiados del dar caritativo son aquellos que son incapaces de proveer …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *