¿Existe la música cristiana?

0
48
/ Freepik

La música en sí misma es una combinación de sonidos, llámense notas o tonos (do, re, mi, fa, sol, la, si), estructuradas en arpegios o acordes que se convierten en melodías y armonías generando ritmos que pueden resultar agradables o desagradables al oído, dependiendo del gusto personal de cada uno.
La música en todos sus estilos es un idioma universal, capaz de traspasar cualquier frontera ideológica o cultural, y como tal carece de fe, religión o denominación; por tanto, no existe salsa, bachata, rock, merengue, pop, hip hop, reguetón, cumbia, vallenato ni metal cristiano, o no cristiano.
Cristianos somos los hombres y mujeres de este mundo que hemos entendido nuestras debilidades, que reconocemos nuestros errores y pecados, y que hemos comprobado que sin Dios llenando nuestro corazón sufrimos un inmenso vacío interior que con nada puede ser saciado; y en función de eso aceptamos invitarlo a entrar y tomar el control absoluto de nuestra vida como nuestro único y suficiente Salvador, lo cual implica un arrepentimiento genuino y un apartarse de todo vicio, pecado y contaminación moral y espiritual de este mundo, para vivir agradando a Jesucristo, nuestro Salvador.
Conocí la música (rock) cuando tenía 7 años y desde entonces me gustó, empecé a amarla hasta convertirla en el objeto de mi adoración, una especie de dios en mi vida. Muchos años después, cuando Jesucristo me salvó y me llamó a su servicio, me pidió apartarme de la música para poder limpiar mi mente y corazón de tanta idolatría y fanatismo, porque para ese entonces yo era literalmente un “adicto al rock’n’roll”.
Pasé 12 largos años (1990-2002) en terapia, en la sala de cuidados intensivos de Dios (su presencia, su casa, su iglesia), hasta que Él logró limpiar y sanar completamente mi mente y corazón de tanto fanatismo y adicción. Durante ese tiempo, Dios me mantuvo ocupado en mis estudios en la escuela de ingeniería mecánica de la Universidad de Oriente (Venezuela), en el ejercicio de mi carrera como ingeniero y en el ministerio de la predicación y la enseñanza de su Palabra, dentro y fuera de los templos, en mi país. De esto pueden dar fe mi familia y todos mis amigos rockeros y de estudio, los que me conocieron de cerca, antes y después de ser cristiano.
Cuando Dios consideró que ya estaba totalmente sano y libre, en condiciones espirituales de servirle a través de la música, sin el riesgo de caer nuevamente en adicción e idolatría, entonces me dijo: “ahora quiero que prediques mi Palabra a través de la música”, y fue así como empezó mi carrera musical en el año 2003, de la cual han nacido casi 60 canciones (6 discos), dando testimonio de las grandes cosas que Él ha hecho en mi vida y de todo lo que Él quiere que los hombres de este mundo oigan, entiendan y hagan.
Por tanto, lo único que pudiera considerarse cristiano o no cristiano, transmitir fe o temor, pregonar vicios, pecados, una religión o denominación, es el mensaje que se transmite a través de las letras que acompañan a la música en cada canción; y eso depende de la naturaleza del corazón, el estado de la mente y la clase de vida de su autor o compositor.
Hay estilos musicales idóneos para adorar a Dios, otros que resultan maravillosos para alabar a Dios, y otros que simplemente sirven para predicar su Palabra y el testimonio de lo que Él hace en nuestra vida; en tal sentido, hay estilos que conectan nuestra mente, corazón y espíritu única y directamente con Dios, y hay otros estilos que conectan principalmente nuestra mente, cuerpo y corazón con el de los hombres y mujeres que escuchan y se identifican con la música que hacemos y el mensaje que transmitimos. Todo el que hace música o escribe letras, debe conocer muy bien la idoneidad y eficacia de cada estilo musical, a fin de sacarle el mayor provecho o darle el uso correcto.
Gracias doy a Dios por cada una de mis historias de vida, y a ustedes por ser mi motivación para escribirlas. ¡Dios les bendiga con su luz y con su amor, los quiero mucho!

Domingo Arana
Músico y cantautor

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí