Home / Opinion / Inconstancia y bipolaridad cristiana, Leobaldo Barradas

Inconstancia y bipolaridad cristiana, Leobaldo Barradas

Hay personas que son bipolares para con Dios. Hoy lo aman y en días les causa molestia su soberanía

/ Freepik

Definimos bipolaridad como trastorno mental donde se pasan dos etapas de forma alternada y periódica: manías (euforia) y depresión. Un mes está maníaco (rapidez, excitación, impetuosidad, impulsividad, acciones exageradas), en esta etapa el paciente busca ser visto. Es una subida exagerada de la euforia. Esta etapa muchos venden todo, asumen manías como correr a velocidades altas, viajar mucho, reír exageradamente, regalar pertenencias, fiestas continuas, etc. Pero al mes entran a otra fase depresiva. Se encierran, renuncian a todo, se abandonan y consideran el suicidio. Esta etapa depresiva dura un mes o algo más en algunos casos. Esto es lo que llamamos BIPOLARIDAD. Luego vuelve a repetir el círculo. Reempieza la euforia. Esta dura un mes más. Se convierte en optimista y maníaco. Para luego volver a caer en la depresión suicida.
Aplicación ministerial: Esta situación la vemos en líderes cristianos. Inconstancia. Desorden emocional. No pueden sostenerse en posiciones claras.  Son variables. Hoy te aman y al mes te traicionan. Hoy son profetas de fuego, al mes son temerosos y su agenda las determinan otros.  No sabe lo que quiere ni sostienen palabras.
Un Consejo: Pide a Dios ser estable. A no ser tan cambiante. Pide al Señor tener palabra y ser leal a los principios y compromisos.  En el amor sé firme. En tu trabajo sé constante. En la oración afírmate. Ser conocido por ser de decisiones firmes. Hay personas que buscan aprobación de la gente. No toman decisiones pensando en los hijos o pensando en la sociedad. Y lo que es peor: SON BIPOLARES para con Dios. Hoy lo aman y en días les causa molestia su soberanía.  Necesitamos gente firme y que sepa lo que quieren.
Abrazos.

Leobaldo Barradas
Psicólogo

About Verdad y Vida

Check Also

¿Preocupado(a)?, Ramón Tovar

 Gota: “Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *