Home / Opinion / Pilotos acreditados, Yesica Carreño

Pilotos acreditados, Yesica Carreño

/ Freepik

Estamos en la era de la tecnología, es un dicho popular que “si no estás en las redes sociales, no existes”, pero ¿aplica esto a la Iglesia de Cristo?
La verdad es que los tiempos cambian y debemos adaptarnos a los cambios de forma, buscar por la mayor cantidad de medios posibles llegar con la Palabra de Dios a aquellos que aún no le conocen y acto seguido hacer discípulos que es la gran comisión que nos dejó nuestro Señor. Así que sí debemos hacerlo, pero ¿de qué forma?
En una oportunidad el apóstol Pablo estaba encarcelado, pero aún su encarcelamiento fue para la gloria de Dios, pues muchos se habían fortalecido y tomado valor en su ejemplo de constancia y firmeza a pesar de cualquier circunstancia y comenzaron a predicar la Palabra de Dios sin temor, pero, no todos, veamos lo que nos dice Filipenses 1:15-17: “A decir verdad, algunos predican a Cristo por envidia y por pelear; pero otros lo hacen de buena voluntad. Unos anuncian a Cristo por pelear, y no con sinceridad, pues creen que así añaden aflicción a mis prisiones; pero otros lo hacen por amor, y saben que estoy aquí para defender al evangelio”. Pablo señala que algunos de esos que se levantaron a predicar mientras él estaba en prisión lo hacían con sinceridad y por amor, pero otros por envidia de Pablo creyendo que de esta manera añadían aflicción a sus prisiones.
Es cierto que estamos llamados a alcanzar las multitudes para Cristo por todos los medios posibles, pero movidos por la motivación correcta. El Señor dijo a los apóstoles: y me serán testigos ‘en Jerusalén’ (tu ciudad natal), ‘en Judea’ (tu región de origen), ‘en Samaria’ (un campo misionero cercano) y ‘hasta los confines de la tierra’. No sería sincero de nuestra parte tener aún amigos y familiares cercanos (nuestra Jerusalén) a quienes no les damos testimonio de Cristo con nuestra vida consagrada para Dios haciendo que ellos se vuelvan a Dios con nosotros sino nosotros volviéndonos nuevamente al sistema del mundo con ellos, querer entonces ir a ‘Judea, Samaria y los confines de la tierra’ a través de las redes sociales. El Señor nos dice en Jeremías 15:19: “Por eso, así ha dicho el Señor: ‘Si te vuelves a mí, yo te restauraré, y tú estarás delante de mí. Si entresacas lo precioso de lo vil, serás como mi boca. ¡Haz que ellos se vuelvan a ti, pero tú no te vuelvas a ellos!’”.
Si la motivación de nuestro corazón es el amor por las almas seguramente el Señor obrará trayendo una gran cosecha de almas, si en cambio la motivación no es que vean al Señor sino ser vistos nosotros, entonces el Señor dice: “…no hagas como los hipócritas a quienes les encanta orar en público, en las esquinas de las calles y en las sinagogas donde todos pueden verlos. Les digo la verdad, no recibirán otra recompensa más que esa” (Mateo 6:5. NTV).
Muchos niños sueñan con ser pilotos un día, lo cual es válido y un bonito sueño, pero ciertamente un niño solo por pensar en lo bonito que se vería con el uniforme de piloto no es suficiente para pilotar un avión, primero deberá pasar por una serie de certificaciones y una gran cantidad de horas de vuelo donde haya demostrado tener la capacidad de aplicar los conocimientos adquiridos durante sus estudios, y cuando eso se haya cumplido ya no será un niño sino un piloto certificado con autoridad para no solo ir de un destino a otro, sino llevar a otros consigo, sanos y salvos.
En una oportunidad el apóstol Pedro había estado trabajando toda la noche y, sin embargo, no pescó nada, pues lo había hecho en sus fuerzas, pero cuando se movió por mandato del Señor las cosas fueron diferentes: “Respondiendo Simón, le dijo: ‘Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; mas en tu palabra echaré la red’. Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía” (Lucas 5:5-6). Hagamos todo con un corazón sincero, por amor y para la gloria de Dios, seguros que estamos siendo dirigidos por Él y no por nuestros razonamientos humanos y todo será un éxito.
¡Dios te bendiga!

Yesica Carreño
Diseñadora Gráfica

About Verdad y Vida

Check Also

El resentimiento te duele más que a nadie, Rick Warren

Cuando cedes al resentimiento, terminas actuando de manera autodestructiva. Te lastimas mucho más que a …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *