¿Quién eres?  Otoniel Font

0
2
Arte Meiriely Brito / Pinterest

Una vez que reconoces a Dios en tu vida, sabes que eres un nuevo ser, un papel en blanco que Dios pintará a Su imagen y semejanza

La respuesta a esta pregunta es sencilla, porque una vez que reconoces a Dios en tu vida, sabes que eres un nuevo ser, un papel en blanco que Dios pintará a Su imagen y semejanza. En este punto no hay pasado que valga.
Si usted está delante del Dios Todopoderoso es porque ya pasó juicio, y lo que quiero decir es que el pasado se borró. No hay pasado en tu vida, no hay F, el conflicto que todos vamos a tener en nuestra vida, especialmente en los peores momentos. Todos los que estamos aquí, en los momentos difíciles de nuestra vida, nos vamos a hacer la pregunta: ¿Quién soy? ¿Y a dónde pertenezco?
Y tú tienes cuatro lugares donde puedes buscar información para contestar esa pregunta.
Número uno, tú puedes buscar información de quién eres y a dónde perteneces basado en tu pasado. Tú puedes decir: yo soy esto por todo lo que hice, yo soy esto por todo lo que viví, yo soy esto porque así me criaron. Y tú puedes definir quién eres y qué tienes que hacer basado en la información que tienes de tu pasado. Pero yo no sé cuántos entienden que ese no es el mejor lugar para tú buscar información y definir quién eres, porque lo que fuiste y te trajo hasta aquí no determina lo que tienes que llegar a ser.
Hay una segunda fuente. Tú puedes buscar la respuesta a esa pregunta basado en tu presente. Decir: esto es lo que soy hoy y yo soy esto porque esto es lo que soy hoy, no mi pasado. Aquí llegué, ya vencí mi pasado, estoy aquí. Yo soy esto porque llegué aquí. El problema es que es un lugar malo para buscar información porque tu presente puede cambiar en un instante. Hoy tú puedes decir: yo soy el gran CEO de esta compañía, y mañana te despiden. Entonces, si yo defino quién soy basado en mi presente, estoy definiendo quién soy basado en algo que puede cambiar en un instante. Pues entonces, tampoco es bueno.
Lo cual nos lleva a un tercer lugar donde tú puedes buscar información de quién tú eres y dónde puedes encajar, y es en tu futuro. Tú puedes entonces comenzar a analizar tu futuro y decir: esto es lo que quiero ser, aquí es donde quiero llegar. Y definir quién eres hoy basado en lo que tú quieres llegar a ser. En otras palabras, yo quiero alcanzar tal cosa. Bueno, pues, yo tengo que ser hoy así, tengo que cambiar. Y ese es el más positivo de todos, porque prefiero a alguien mirando hacia el futuro, lo que quiere ser, y que reestructure su vida basado en lo que quiere hacer y lo que quiere ser para que tenga una meta positiva hacia el mañana.
El problema de ese punto de buscar información ahí es que si tú eres quien define lo que quieres ser, puede ser que definas lo que quieres ser y sea contrario a lo que Dios quiere que tú seas. Entonces, la definición viene de que tú quieres escapar de tu presente y quieres crear un yo que no necesariamente es el yo que Dios quiere.
Entonces, la pregunta es: ¿dónde entonces busco información? En el cuarto lugar, donde tú y yo definimos quiénes somos y lo que tenemos que hacer basado en lo que Dios dice de ti, en lo que la Palabra de Dios dice de ti, en lo que él ha dicho de ti. Por ejemplo, tú no puedes pasar tu vida en lo que es tu pasado porque la Biblia dice que “de modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron”. Ninguno tiene pasado. La Biblia dice que Él lo borró.
Hasta los cristianos te han dicho que cuando tú llegues arriba, al cielo, Dios te va a poner un videotape -decían antes- para ver todo tu pecado, todo tu pasado. Mire, hermano, si ya usted subió allí arriba, óigame bien, su vida está borrada por completo. Si usted está delante del Dios Todopoderoso es porque Él ya pasó juicio, y lo que quiero decir es que el pasado se borró. No hay pasado en tu vida, no hay.

 Otoniel Font
Pastor, escritor y conferencista

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí