La cima, Miguel Ángel León R.

0
15

No tiene que ver con logros, posesiones, dinero, estatus social o fama, tampoco tiene nada que ver con lo que puedes hacer, sino con quién eres

/ Freepik

Todos quieren llegar a ella, pero mientras más intentan escalar para llegar a lo que el sistema les hizo creer que es la cima, más se alejan de ella.
“No existe una cima mayor que el auto descubrimiento”.
Solo cuando descubres tu identidad de origen, más allá de los conceptos y las ideologías con las que programaron tu mente desde tu nacimiento, es cuando puedes conectar con tu esencia.
Tu esencia es el principio y el fin de todo en tu vida. Tu esencia es una con Dios y con todo lo que es.
Cuando te haces consciente de quién eres realmente, más allá de las etiquetas sociales, apenas has dado el primer paso hacia la cima de tu auto descubrimiento.
Ese viaje es personal y tiene una sola coordenada para su inicio; El Amor. Todo lo que hagas desde el amor incondicional te acercará a la cima de tu vida.
No tiene que ver con logros, posesiones, dinero, estatus social o fama, tampoco tiene nada que ver con lo que puedes hacer, sino con quién eres.
Desde tu esencia no tienes que competir con nada ni con nadie, no tiene nada que ver con ganar o perder, tampoco con lo que el sistema denomina como éxito o fracaso. Tiene que ver todo con ser quien ya eres.
Cuando respondas sinceramente esta pregunta, ¿quién eres?, abriendo la puerta hacia dentro de ti, comenzará tú viaje hacia la cima, algunos lo llaman despertar, yo lo llamo renacimiento.
“Eres más de lo que piensas, puedes más de lo que crees, hay más de lo que imaginas y, definitivamente, Dios es mucho más de lo que te han dicho”.
Te daré una pista: No eres un ser humano que experimenta eventualmente la espiritualidad, eres un ser espiritual, que está experimentando temporalmente la humanidad.
El amor es el Alfa y la Omega de tu vida, el trayecto es el camino, todo lo demás podría ser catalogado como un desperdicio de la vida.
La vida es nuestra oportunidad de amar y ser amados, pero por sobre todo, es la oportunidad conocer y amar al amor que nos creó. Cuando lo conoces a él, te conoces a ti mismo, porque en Él vives, te mueves y existes. Todo lo demás es un desperdicio de tu vida.

Miguel Ángel León R.
Apóstol, psicólogo y escritor

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí