Home / Opinion / La clave de la realización de tu sueño, Miguel Ángel León R.

La clave de la realización de tu sueño, Miguel Ángel León R.

La clave de su realización es creer que ya lo tienes cuando estás orando, sentir la emoción de haberlo logrado, aunque tus sentidos naturales no puedan confirmarlo aún

/ Freepik

Lo importante no es donde realizarás tu sueño, sino que lo realices y con quién lo harás, porque justo en ese momento sin importar donde sea, encontrarás la belleza.
Sigue adelante y nunca te rindas. Dios jamás te habría dado ese sueño, si fuera imposible su realización, ahora solo debes evitar abortarlo, para que a su tiempo se manifieste en tu exterior.
Tú y tu magnífica imaginación son los arquitectos de tu realidad, ahora solo necesitas alcanzar y sostener el sentimiento de tu deseo cumplido, para que el sueño se materialice en tu realidad, cuando eso pasa, nada ni nadie puede impedir su realización.
“Cuando ores entra en tu aposento y cerrada la puerta ora a tu padre, y tú padre que te oye en secreto te recompensará en público”.
Tu aposento secreto es tu esencia divina, tu ser interior, allí eres uno con tu Padre, allí se desarrolla tu sueño como una impresión interna, que luego se materializará como una expresión en tu realidad exterior.
La clave de su realización es creer que ya lo tienes cuando estás orando, eso es igual a experimentar el sentimiento del deseo cumplido, sentir la emoción de haberlo logrado, sentir el alivio y la satisfacción de ya tenerlo, aunque tus sentidos naturales no puedan confirmarlo aún, “la Fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”. En otras palabras; visualízate en el final de tu sueño ya realizado, disfrutando y celebrando por haberlo logrado.
La oración de Fe te lleva al final, no al principio de tu deseo. Pregúntate: ¿Cómo me sentiría cuando logré realizar mí sueño? Para ello es necesario cerrar la puerta de tus sentidos naturales, que no pueden ni ver ni confirmar lo que ya es real dentro de ti, es allí y solo allí, donde se cumple lo que Jesús dijo: “Para el que cree todo es posible”.
Creer es experimentar ahora el gozo, la alegría y la satisfacción de haberlo logrado ya. Eso convierte tu oración en una celebración. Una acción de gracias por algo que ya tienes, en vez de una petición de algo que aún no tienes.
La celebración te lleva al final, no al principio de lo que quieres, eso es lo que yo llamo: capturar el sentimiento del deseo cumplido. Esa es la clave, tu preocupación no es el cómo ni el cuándo, la fe solo se concentra en el qué, cuando este es real para ti en el presente. La fe no es lo que fue ni lo que será, la Fe es. Aquí y ahora.

Miguel Ángel León R.
Apóstol, psicólogo y escritor

About Verdad y Vida

Check Also

El resentimiento te duele más que a nadie, Rick Warren

Cuando cedes al resentimiento, terminas actuando de manera autodestructiva. Te lastimas mucho más que a …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *