Home / Opinion / ¿Qué cuentan tus cuentas?, Julio Almedo

¿Qué cuentan tus cuentas?, Julio Almedo

Daremos cuenta de nuestras acciones como individuos. ¡Señor!, ¿cómo estará nuestro libro de la vida celestial?

Freepik

Cuando finalizamos de ejecutar una actividad se procede a comprobar los objetivos o propósitos alcanzados. Desde una simple preparación de un menú nutritivo o lo complicado de un día laboral. La manera más efectiva de verificar los resultados es llevar un control de anotaciones de cada evento ordenadamente, identificándolo como una cuenta donde se muestre cómo se realizó, luego se analiza su comportamiento y, por último, se aplican los correctivos de la mejor manera posible.
Todos estos procedimientos se aplican tanto a nivel personal como empresarial por medio de un sistema de tratamiento de la información. Desde el punto de vista económico, todo este proceso es controlado por la contabilidad, donde se registran cronológicamente las entradas y salidas de operaciones mercantiles y se verifica si la meta alcanzada cubre o superó las expectativas. Toda cuenta genera una contrapartida, siempre DEBE HABER un equilibrio. Lo controversial es por donde se produjo la contrapartida. Al final mostrará el beneficio obtenido por la inversión realizada, que tan rentable fue.
Desde cualquier punto de vista, toda acción ejecutada se registra ordenadamente (cuenta) y luego se comprueba qué tan bueno fue el resultado obtenido (dar cuentas). Va más allá del fundamento celestial de la siembra y la cosecha, porque se debe examinar si la cosecha obtenida es aceptable o verdaderamente era lo correcto. ¿Qué cuentan tus cuentas?
El verbo contar se utiliza para enumerar o también para narrar una historia principalmente. De hecho, la palabra de Dios nos muestra muchos ejemplos de un tercer uso: “Dar cuenta”, esto es estar apercibido, percatarse de un hecho o discernir (Lucas 5:22-25); diferente al “dar cuenta” de entregar o informar un resultado final. “De modo que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí mismo” (Romanos 14:12. NVA). Daremos cuenta de nuestras acciones como individuos. ¡Señor!, ¿cómo estará nuestro libro de la vida celestial?
El Señor nos instruye y exhorta en Su palabra en Mateo 16:27 NTV: “Pues el Hijo del Hombre vendrá con sus ángeles en la gloria de su Padre y juzgará a cada persona de acuerdo con sus acciones”. Así mismo, Mateo 12:36 NTV: “Les digo lo siguiente: el día del juicio, tendrán que dar cuenta de toda palabra inútil que hayan dicho”. No solo daremos cuenta por hechos, obras, conductas, sino también por toda palabra dichas. Jesús da a conocer esto mucho antes de su crucifixión. Pero, ¡ya resucitó! Su amor nos guía a buscarle, aprender más de Él, obedecerle, ser llenos de su presencia y aguardar su venida. Cada cuenta (pensamiento, palabra, obra) será tomada en cuenta.
De este modo, como seguidores de Cristo, servidores de un Dios vivo y real, manteniendo una estrecha relación por medio de su Espíritu Santo podamos ir caminando en Su Verdad fielmente, contando los testimonios de lo que hizo, hace y hará en nuestras vidas hasta el día de su venida, como nos enseña el apóstol Pablo en Gálatas 6:5 RV60: “Porque cada uno llevará su propia carga”. Cada persona ha de llevar las anotaciones de sus cuentas.
Ayúdanos Rey a permanecer creciendo en ti perseverando firmes en toda buena obra que Tú has preparado mucho antes de la fundación del mundo (Efesios 2:10), ante cualquier aflicción y así podamos estar algún día en tu presencia, presentándonos con buenas cuentas, y ser hallados como un obrero fiel, según nos enseña 2ª Corintios 5:10 RVC: “Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo bueno o lo malo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo”. Gracias Señor.

Julio Almedo
Informático

About Verdad y Vida

Check Also

El resentimiento te duele más que a nadie, Rick Warren

Cuando cedes al resentimiento, terminas actuando de manera autodestructiva. Te lastimas mucho más que a …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *