Home / Personajes de la Reforma Protestante / Juan Oecolampadio, Una Lámpara en la Reforma (1482-1531)

Juan Oecolampadio, Una Lámpara en la Reforma (1482-1531)

Era uno de la tribu creciente de eruditos humanistas, completamente entrenado en griego, latín y hebreo. En 1515, John había alcanzado el cargo de predicador de la catedral en Basilea

Juan Oecolampadio fue un erudito humanista que se dirigió a la Reforma

Lo primero que debemos hacer es eliminar el problema del nombre. No tropecemos con el nombre. Si viviera hoy en Argentina lo llamaríamos Juan Lamparita. Su apellido alemán era Hussgen, que Juan mismo trabajó en la forma griega (como era habitual en ese momento).
En esta breve descripción de la contribución de este talentoso hombre a la gran Reforma, quizás deberíamos llamarlo John.
John nació en Alemania en 1482, diez años antes de que Colón navegara el océano azul. Como Calvino está asociado con Ginebra, Bucero con Estrasburgo y Lutero con Wittenberg, John Oecolampadio está asociado con Basilea. Era uno de la tribu creciente de eruditos humanistas, completamente entrenado en griego, latín y hebreo. En 1515, John había alcanzado el cargo de predicador de la catedral en Basilea.
Mientras estuvo en Basilea, trabajó como asistente de Erasmo, el proyecto fue la primera edición de Erasmo del Nuevo Testamento griego, para el cual Juan escribió el epílogo. Juan fue un erudito humanista que se dirigió a la Reforma, mientras que Erasmo fue un erudito humanista que permaneció en la comunión romana. Este fue un momento de confusión espiritual para Juan, lo que resultó en que se convirtiera en monje. Pero pronto decidió que eso no estaba bien, diciendo: “He perdido al monje; he encontrado al cristiano”.
Salió de Basilea por un tiempo, pero regresó en 1522 cuando asumió un puesto en la Universidad de Basilea. Fue un participante académico y efectivo en varias disputas, que fue una de las formas en que las ciudades tomaban sus decisiones, y como resultado, los líderes de Basilea decidieron unir fuerzas con la Reforma. La misa fue abandonada en Basilea en 1529.
Este fue un tiempo de genuina revitalización espiritual, como lo demostró el siguiente incidente:
Alrededor de este tiempo, Dios honró a Oecolampadio y su iglesia con algo espectacular. Normalmente un coro daba respuestas cortas en latín en varios momentos litúrgicos prescritos en el servicio de adoración. Sin embargo, el domingo de Pascua, la congregación de San Martín comenzó a cantar espontáneamente en alemán durante el servicio. Nada como esto había sucedido en ningún lado. El Consejo inmediatamente prohibió tal canto. La congregación respondió al continuar haciéndolo. (Reformador de Basilea, 19-20).
Un detalle interesante se relaciona con la decisión de Juan de casarse en 1528. Su esposa era una viuda llamada Wibrandis, quien, después de que Juan falleció, se casó con otro líder de la Reforma, Wolfgang Capito.
Después de su fallecimiento, ella se casó con otro reformador, Martín Bucero. Estas cosas suceden, por supuesto. Pero no tan a menudo.
Sobre el tema de la Cena del Señor, el mundo de la reforma se dividió entre los puntos de vista respectivos de los luteranos, los calvinistas y los zwinglianos. Los luteranos mantenían una presencia física de Cristo en la Cena, los calvinistas mantenían una presencia espiritual y los zwinglianos mantenían una posición conmemorativa.
Basilea está a solo 58 kilómetros de Zurich, donde Zwinglio estaba ministrando. Juan creció cerca de Ulrich Zwinglio, trabajando junto con él, y llegó a ocupar el puesto de Zwinglio en la Cena del Señor. En 1529, Juan participó en el Coloquio de Marburg, junto con Zuinglio, Lutero, Bucero, Melanchthon y otros, en un intento fallido por la unidad protestante en la Cena.
Cuando Zwinglio fue asesinado en la batalla, en 1531, Juan tomó la noticia impactante con mucha fuerza y murió poco después.

José Núñez Diéguez
Pastor, historiador y escritor
De su libro: “LA REFORMA PROTESTANTE, los desconocidos de la Reforma”.

About Verdad y Vida

Check Also

Jane Grey, La Mártir Adolescente (1537-1554)

Lady Jane Gray fue una adolescente de una fe firme e indoblegable en Cristo, reina …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *